30 de septiembre de 2021

¿Cómo pueden captar clientes los despachos de abogados por Internet?

Internet es un gran estanque en el que pescar depende mucho de cómo y cuándo se haga; y en el ámbito jurídico funciona de igual manera: conseguir clientes depende de cómo se mueva el despacho de abogados y de qué herramientas y estrategias utilice. Vamos a ver algunos tips que harán que todo bufete incremente sus cuentas y facturación.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Javier Lorente Murillo.

Fundador Iuris Now.

Hay miles de técnicas que se podrían utilizar, que van desde tácticas de marketing de guerrilla hasta complejos planes con una elaboración previa digna de un estratega romano; pero nos vamos a centrar en las vías más accesibles para tantos y tantos abogados que necesitan darse a conocer y no pueden invertir mucho tiempo en promocionarse.

Técnicas para que los despachos de abogados capten clientes por Internet

Página web

Hay muchos abogados y bufetes, y la gente por lo general no los conoce; de ahí que tener una presencia sólida en Internet sea clave. Por ello una página web es lo mínimo que todo abogado o bufete jurídico debería tener. Y que conste que no hace falta nada del otro mundo, ya que con una web donde se hable de los letrados que forman el despacho, de sus especialidades y de sus casos más notorios, bastará.

La idea es crear una página web con un mínimo de información para que Google y el resto de buscadores muestren el sitio a quienes buscan a abogados en sus ciudades. Obviamente cuanto más trabajada esté la página mejor posicionará, más visitas recibirá y por ende más probabilidades de conseguir clientes habrá. De ahí que invertir en un buen servicio de SEO jurídico sea una opción más que recomendable.

Hoy en día se pueden hacer páginas web realmente rápido gracias a sistemas como WordPress.com o incluso teniendo tu dominio propio de a través de Google My Business como veremos más adelante.

 

Canal de YouTube

Los despachos de abogados suelen cometer un error a la hora de comunicar al gran público sus éxitos y/o noticias diarias: utilizan un lenguaje muy complejo que, si ya de por sí cuesta comprenderlo en persona, peor es por escrito. La gente cada vez es más dependiente de los formatos de comunicación que menor esfuerzo intelectual requieran, y ahí los vídeos llevan ventaja.

En este punto YouTube se ha convertido en una opción muy buena para que los despachos de abogados puedan darse a conocer en Internet y captar nuevos clientes. Es una plataforma ideal para acercarse a sus clientes potenciales.

La estrategia consiste en crear un canal y comenzar a publicar vídeos que no sean formales. Es decir, en los que no se busque dar una imagen corporativa. Se debe mostrar cercanía y hablar de curiosidades de la Ley, de anécdotas encontradas en juicios y/o casos tratados (obviamente sin mostrar datos particulares), de cómo reaccionar en casos que de verdad interesarían a la gente (ocupaciones, divorcios, pensiones alimenticias, problemas de convivencia vecinal, etc.). Es decir, tratar temas legales sencillos, con un lenguaje pensado para el público general, de manera distendida y generando contenido de calidad.

Con esto lo que se consigue son dos cosas: por una parte, se potencia la imagen del profesional o del bufete, y por otra se comienzan a recibir solicitudes de asesoramiento y representación de personas a las que se les ha generado interés.

Y, por cierto, en YouTube es muy importante responder a las preguntas que van dejando los usuarios a través de los comentarios.

 

Redes sociales

Las RRSS en Internet llevan años establecidas, pero muy pocos despachos jurídicos las utilizan como deberían. Por lo general tienen un perfil y publican cuatro noticias que a pocos les interesan. ¡Eso debe cambiar!

La clave en este punto nuevamente es tener un perfil cercano a la gente, con contenido frecuente y orientado al público que realmente acaba contratando los servicios de un abogado: la gente de la calle. Ahí un community manager puede ser de mucha ayuda.

La red social más recomendable es Facebook, ya que, si bien LinkedIn tiene un corte mucho más profesional, no es el lugar donde se mueven la mayor parte de clientes potenciales (a no ser que el despacho o letrado se mueva en derecho corporativo, fiscal, etc.).

 

Google My Business

El sistema de mapas de Google es el predominante en Internet, y todo el mundo lo utiliza; sea para buscar cómodamente desde casa o para ubicarse vía GPS con el móvil en la mano. Lo bueno del asunto es que Google permite aparecer destacado en el mapa como negocio de referencia.

Un bufete de abogados que esté situado en las cercanías del Parque del Retiro aparecería en los mapas de los usuarios que hagan búsquedas por la zona. No es un servicio con tanto retorno como los anteriores, pero sí que es automático y puede ayudar en ciertos momentos.

Para registrar un bufete de abogados en Google My Business no hay que hacer más que acudir al sitio oficial y realizar la inscripción: Google My Business. Si quieres aprender más sobre My Business para abogados te recomendamos este artículo de Legal Today.

Marketplaces jurídicos

Se trata del típico directorio de negocios, las páginas amarillas de toda la vida, pero en versión Internet. Existen multitud de marketplaces como Emérita Legal, Iuris NOW, TuAPPbogado, Abogados 365, etc.

Cada uno funciona de manera distinta así que te aconsejamos probarlos todos y quedarte con el que más se ajuste a tus necesidades. Si quieres empezar por alguno, puedes hacerlo probando Iuris NOW.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!