30 de marzo de 2021

Cuatro tecnologías que están revolucionando la abogacía

El entramado institucional y administrativo que rodea al ejercicio de la abogacía no facilita el cambio, pero sus engranajes parecen estar cediendo ante la realidad más transformadora vivida en décadas: inteligencia artificial (AI), big data, blockchain y todas las herramientas legaltech que generan. La duda es hacia dónde conduce un futuro que la Unión Europea quiere convertir en presente cuanto antes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Raúl Alonso

En este contexto, los clientes ya están tomando ventaja en los llamados marketplaces jurídicos. Surgen plataformas como la gallega Emerita Legal que propone “un ranking objetivo de abogados” construido a través de análisis Big Data. Se trata de un buscador online que ayuda a seleccionar al mejor abogado analizando más de 5,8 millones de resoluciones y 123.000 letrados en un centenar de especialidades. La posición del profesional en el buscador se ‘logra’ en función de sus sentencias favorables: “Los particulares y empresas utilizan nuestra plataforma para conocer la experiencia judicial, evaluar las alternativas y realizar elecciones más eficaces basadas en datos, no en opiniones”, se explica en la web de la empresa.

Precisamente para garantizar transparencia y equidad en este tipo de tecnologías y usos, trabajan las instituciones europeas siguiendo las pautas recogidas en el Libro Blanco sobre inteligencia artificial (2020) de la Comisión Europea. En este contexto regulatorio, una de las propuestas que pudiera prosperar es la de auditar este tipo de herramientas para clasificarlas con un modelo, tipo semáforo, el riesgo alto, medio y bajo, para que sea el usuario quien decida.

Cómo ayuda la tecnología legaltech a un abogado

Al margen de la definición y regulación de este nuevo escenario de trabajo y de mercado para el abogado, conviene identificar esos usos concretos de estas tecnologías que parece cambiarán la gestión diaria: ¿Qué aporta el análisis de dato masivo, la inteligencia artificial (AI), el análisis predictivo o el blockchain al ejercicio de la abogacía?:

Acceso inmediato a la información y asistencia

Sin duda, es donde más rápidamente se está notando este cambio.

  • Sistemas de revisión documental. La tecnología de análisis del lenguaje en documentos escritos puede identificar conceptos legales en millones de documentos. Estos softwares ofrecen en segundos legislación, jurisprudencia y doctrina relacionada, e incluso información estadística sobre la trayectoria del juez o el magistrado.
  • Asistentes jurídicos personales. Estas herramientas pueden incluir también ayuda personalizada, analizando parámetros de un proceso como duración, probabilidad de recursos y ofreciendo escenarios futuros.
    • Ejemplos de estas herramientas son Jurimetría (Wolters Kluwer y Google España) o Sofía (Tirant lo Blanch).
Automatización de tareas

Las nuevas tecnologías aguzan aún más conceptos vitales en la gestión del despacho como los de productividad y eficiencias. Un campo en que los proveedores legaltech juegan un papel esencial con su oferta de soluciones, casi a la medida de cada despacho. Estos son algunos ejemplos:

  • Externalización de procesos legales. Empresas especializadas en automatizar procesos como registros, liberando del trabajo más rutinario al abogado.
  • Técnicamente un algoritmo con capa de AI ya permitiría a un juzgado calcular una pensión compensatoria de separación, realizando además un baremado con un número de variables inabarcable para el más hábil de los jueces de familia. Un ejemplo de cómo este tipo de herramientas específicas puede transformar el día a día de todos los profesionales de la abogacía.
Tecnología predictiva

El análisis big data inteligente ha permitido desarrollar herramientas de análisis predictivo que permiten adelantar o prever situaciones.

  • Funcionan recopilando información en bases de datos estructuradas (registros públicos, por ejemplo) y no estructuradas (fuentes como medios de comunicación o redes sociales). En base a esa información llegan a unas conclusiones que, por ejemplo, permiten evaluar perfiles de alta o baja litigiosidad de una empresa o ayudar en la gestión de negocio evaluando su riesgo como pagador.
‘Blockchain’

Del mismo modo que internet cambió el concepto de información, blockchain puede hacer lo mismo con el concepto de valor, del tráfico de bienes y activos. Hablamos de la que quizá sea la más disruptiva de las nuevas tecnologías y, sin duda, también una de las que mayores retos plantea desde el punto de vista de su regulación.

  • Eliminación de intermediarios. Este sistema de autentificación de valor a través de su sistema de encriptación de cadena de bloques permite –al menos en teoría– eliminar intermediarios para validar transacciones como la firma de documentos y contratos, votaciones electrónicas y, por supuesto, pagos.
  • Contratos inteligentes. Concepto que anuncia una nueva era legal. Estos contratos autoejecutables generan un entorno de confianza en cualquier operación, ya que órdenes como las condiciones del cumplimiento del acuerdo y el pago se producen de modo automático, sin intervención humana. En el supuesto de un barco que transporta la materia prima comprada por una empresa de transformación, cuando el GPS del navío informa al comprador de que ha llegado al puerto acordado, el pago se produce de modo automático generando certeza en ambas partes. Esta misma tecnología se puede aplicar a la concesión de subvenciones y ayudas, pago de alquileres o de compras online.
  • Otras aplicaciones se extienden a materias como registro y transacciones, activos inteligentes (ICOS y tokens), contrataciones públicas y trámites con las Administraciones Públicas. Plataformas como la de la comunidad Ethereum avanzan en esta línea.

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Cómo abrir un despacho con 100 euros

Emprender en el mundo de la abogacía con cero recursos es posible. En un momento en que muchos profesionales abren un despacho más por necesidad que por vocación, la buena noticia es que con creatividad y dedicación es posible hacerlo con éxito.

Leer Más >>

Qué puede (y quizá deba) hacer el abogado por la Inteligencia Artificial

Mejor que preguntarse qué puede hacer la inteligencia artificial por el abogado, es preguntarse qué puede hacer él para favorecer esta ciencia. “Os necesitamos, la inteligencia artificial ha llegado a un momento de desarrollo y madurez que requiere de protocolos que la ordenen con el objetivo de proteger a la sociedad de la mal construida”.

Leer Más >>