Departamento de Marketing de la Mutualidad de la Abogacía

15 de julio de 2021

Keyword research: Como “tener la última palabra” en Google

Seguro que más de una vez has escuchado a alguien decir eso de que “¡Siempre quieres tener la última palabra!”. Esto, que puede parecer una cuestión banal en una discusión al uso, tiene una importancia clave en términos de marketing y, concretamente cuando hablamos de Google.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Álvaro Faiña.

Cuando una persona busca algo en Google, teclea una frase o una palabra y, Google, en base a ese término de búsqueda muestra una serie de resultados. Estos resultados no aparecen ahí de forma aleatoria o casual. Google se basa en una serie de algoritmos para establecer que resultados deben aparecen ante esa búsqueda de esa persona en ese momento

Los responsables de esas páginas web que aparecen en esos resultados, son los encargados de optimizar sus páginas para que, ante una determinada búsqueda, su página aparezca (o no) en esos primeros resultados. Esto es lo que se conoce como SEO (search engine optimization).

En este proceso de optimización, una de las primeras cosas que hay que hacer es un “keyword research”, que consiste en investigar esas palabras clave por las que queremos que nuestra web aparezca posicionada en Google. Esta investigación y este análisis, son la base para que todo el trabajo que tendrás que hacer a posteriori para posicionar tu web en Google, tenga sentido.

Estos son los pasos que tienes que seguir:

Primera aproximación. Brainstorming

  • ¿Que palabras, en base a nuestra experiencia, pensamos que utilizan nuestros potenciales clientes para buscar productos o servicios similares al nuestro?
  • ¿Qué palabras utiliza nuestra competencia?: para esto podemos utilizar herramientas como Sistrix o SemRush.
  • Buscar palabras relacionadas con todas las anteriores. Esto podemos hacerlo con herramientas como Ubersuggest, Google trends o con las propias búsquedas sugeridas de Google.

Una vez que tenemos esta primera bolsa de palabras clave, tenemos que analizar una a una teniendo en cuenta los siguientes factores:

 

¿Cuál es la intención de búsqueda de esas palabras? ¿Qué es lo que está buscando realmente el usuario?

Existen varios tipos de intención de búsqueda:

  • Informacional: el usuario simplemente quiere información sobre un tema. Ejemplo: “¿Cuánto cobra un abogado?”
  • Transaccional: la intención del usuario es realizar una acción concreta, descargar un recurso, comprar algo, contratar un servicio, etc. Ejemplo: “Abogado divorcios en Madrid”
  • Navegacional: cuando el usuario está buscando un sitio web en concreto. Ejemplo: “Paco Fernández Abogado”
  • O una combinación de varias de estas

 

En función de cual sea el objetivo de nuestra web, tenemos que tener muy en cuenta la intención de las palabras clave por las que nos queremos posicionar.

 

¿Qué volumen de búsqueda tienen esas palabras?

En función de nuestra estrategia SEO, el contenido concreto que estamos intentando posicionar, la intención de búsqueda, el sector, etc… tendremos que valorar si el volumen de búsquedas es adecuado. En este caso, cantidad no es igual a calidad.

De nada vale posicionarnos por una palabra que nos trae mucho tráfico no cualificado, y para esto es importante tener en cuenta, además de la intención de búsqueda, la…

 

Longitud de la palabra clave

La regla general es que, cuando más larga sea la palabra clave o frase, el volumen de búsqueda será menor, pero el porcentaje de conversión será mucho mayor porque, cuando más concreta es una búsqueda, más clara es la intención de búsqueda del usuario.

Por ejemplo, “Abogado” en Google, tiene un volumen de búsqueda muy alto, pero una intención de búsqueda que no está clara.

¿Qué busca una persona que teclea “Abogado” en Google?

  • ¿La definición de abogado?
  • ¿Alguna organización relacionada con la abogacía?
  • ¿Un abogado para que le ayuda a resolver un problema? Y, si la respuesta es afirmativa ¿qué tipo de abogado?

 

Esta incertidumbre, se traducirá además en un % de conversión, es decir, que si una persona que ha buscado “Abogado”, aterriza en tu web, probablemente no termine contratándote.

Ahora bien, si esta búsqueda es “Abogado divorcios Madrid”, la cosa cambia, la intención de búsqueda está clara, o bien es una persona buscando un abogado para que gestione su divorcio en Madrid (por lo que el % de conversión será mucho más alto), o bien es un abogado (o un profesional del SEO) analizando la competencia para esa palabra clave porque está haciendo Keyword research.

La conclusión de todo esto es que prima la calidad frente a la cantidad.

 

¿Qué competencia tenemos? ¿Cuál es el nivel de dificultad para posicionarse por esa palabra clave?

Para saber cual es la dificultad para posicionarnos, debemos tener en cuenta factores como la autoridad del dominio y de la página. La dificultad para posicionarnos

Por lo general, herramientas como SemRush, Sisxtrix, Moz, etc… nos suelen dar un indicador numérico del nivel de dificultad para que podamos hacernos una idea. Si la dificultad es muy alta y nuestra web es relativamente nueva, deberíamos descartar este tipo de palabras, no obstante, cada proyecto es un mundo y hay que analizar caso por caso.

¿Te han quedado claros los pasos para hacer un Keyword research? Como verás, insisto, esta fase es clave, y de ella dependerá el éxito o fracaso de tu estrategia SEO. Una vez que tengas claro esto, ya podrás avanzar con los siguientes pasos de tu proyecto.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!