30 de marzo de 2022

La principal palanca de crecimiento del sector de la abogacía es el marketing digital

 

ENTREVISTA

Marcos Agudo Prieto, abogado y desarrollador web de Jurista Digital.

 

Marcos Agudo Prieto combina lo mejor de dos mundos –la abogacía y el desarrollo digital– que confluyen en Jurista Digital, una plataforma de herramientas jurídicas profesionales pensada para hacer más fácil el trabajo de los profesionales del derecho.

Desde la privilegiada atalaya de Jurista Digital, revisamos con este abogado penalista, desarrollador web y analista en ciberseguridad el horizonte cercano de la transformación digital del sector, y el apoyo fundamental de las herramientas digitales para acelerar este proceso.

 

Todavía son muchos los profesionales del derecho que eligen el papel –lo analógico– frente a la alternativa digital. ¿Cómo superar esa resistencia?

Hay que tener en cuenta que los profesionales del derecho tratan con información muy sensible de sus clientes y, quizá, el miedo a una posible fuga de esos datos hace que muchos se sientan más seguros trabajando con expedientes físicos. Además, por qué no decirlo, el judicial es uno de los sectores de mayor raigambre hacia el documento escrito. Pero esta desconfianza se puede acabar mitigando si se incide en determinados factores. Por un lado, la formación en seguridad informática es de vital importancia. La amplia mayoría de fugas de información o pérdida de datos que se dan en empresas no ocurren por un fallo tecnológico sino humano. Un riesgo que se puede reducir al mínimo con la formación adecuada. Por otro lado, la eficiencia de una empresa digitalizada es mucho mayor a la de otra sin digitalizar. Y al final eficiencia siempre se acaba traduciendo en dinero. Por último, sería interesante llevar a cabo campañas de concienciación sobre la necesidad de intentar usar cada vez menos papel. Esto cobra especial relevancia si queremos ayudar al medio ambiente y a preservar lo más posible la naturaleza.

 

La eficiencia de una empresa digitalizada es mucho mayor a la de otra sin digitalizar. Y al final eficiencia siempre se acaba traduciendo en dinero

 

Dentro del proceso de digitalización en el que está inmersa la abogacía, ¿qué tecnologías funcionan como palancas de crecimiento?

La principal palanca de crecimiento es, sin duda, el marketing digital. Actualmente, las tecnologías de la información ofrecen un sinfín de oportunidades: redes sociales, creación de contenido, mayor visibilidad. No hay que olvidar también que el software específico bien aplicado supone un acortamiento en los tiempos de trabajo y, por tanto, una optimización en los servicios prestados. Además, las redes sociales también juegan un papel fundamental como impulsoras de la iniciativa privada.

 

¿Qué sería necesario para acelerar esa transformación digital?

Las profesiones jurídicas han llegado a nuestros días con una tradición de muchos siglos asentando sus bases sobre el papel y la tinta, así como en las gestiones personales. Para evolucionar de este sistema a un modelo automatizado, será necesaria una mayor formación tecnológica, incluso desde las propias universidades y centros de estudio. Pero para ello sería necesario una mayor inversión y un cambio generalizado de mentalidad.

 

¿Eres de los que piensa que quien no se digitalice corre el riesgo de quedarse fuera del mercado, al perder competitividad y oportunidades de negocio?

Bueno, no es fácil establecer una premisa generalizada. Los grandes despachos, o aquellos que traigan consigo una importante cartera de clientes, quizá no tengan tanta necesidad de adaptar digitalmente su negocio. Sin embargo, quienes no opten por digitalizarse perderán una gran oportunidad, no solo de expandir su negocio y crecer profesionalmente, sino también de mejorar en su trabajo diario. Al final, a algunos no les afectará demasiado, pero para la mayoría supondrá, sin duda, la diferencia entre el éxito y el fracaso.

 

¿Qué rol desempeñan las legaltech en ese proceso de transformación digital?

En los últimos años han proliferado las aplicaciones enfocadas al trabajo de abogados y juristas. Y esto es una buena noticia porque muchas de estas utilidades consiguen mejorar la eficiencia y la productividad de los despachos jurídicos. El problema para el abogado joven que comienza es que la mayoría de estas legaltech se centran exclusivamente en un solo aspecto profesional, y el jurista se da cuenta que para ofrecer un servicio óptimo necesita contratar varias de ellas a la vez: base de datos de leyes y jurisprudencia, gestor de expedientes, ERP. Al final, para profesionales que en sus comienzos no disponen de medios económicos, se les hace muy complicada la plena digitalización de sus negocios. Por eso creo que el reto de las legaltech en los próximos años va a ser la tendencia a aunar todas en una misma plataforma, o por lo menos una gran parte de servicios y poder ofrecerlos a los profesionales a un precio medianamente competitivo.

 

Quienes no opten por digitalizarse perderán una gran oportunidad, no solo de expandir su negocio y crecer profesionalmente, sino también de mejorar en su trabajo diario

 

En ese sentido, ¿qué necesidades del día a día de un abogado cubren las herramientas digitales que ofrece Jurista Digital?

Jurista Digital tienen un elenco de herramientas de cálculo aplicadas a situaciones concretas a las que se enfrentan los abogados y también los procuradores. Contamos con una calculadora de accidentes, otra de despidos laborales, de condenas, de salario mínimo embargable, etc. Pero, sin duda, nuestros productos estrella son las calculadoras de aranceles, para procuradores, y de tasación de costas, para abogados. La calculadora de tasación de costas, por ejemplo, se basa en los criterios orientadores del ICAM, pero tenemos previsto de aquí a final de año incluir los criterios de los colegios profesionales de las principales ciudades de España, y para finales de 2023 haber incorporado el resto de colegios profesionales. Y junto a las herramientas de cálculo, la plataforma cuenta con un calendario en el cual se pueden almacenar eventos y programar varios recordatorios. También disponemos de una base de datos legislativa, una red social exclusiva para profesionales del derecho, y un módulo centrado en el crecimiento y desarrollo y captación de clientes para despachos que están iniciando su andadura.

 

Precisamente, uno de los servicios que más llama la atención es el de captación de nuevos clientes. ¿Puedes detallarnos en qué consiste?

Hay muchos despachos, en especial los más pequeños, que no pueden, bien por razones económicas o técnicas, llevar a cabo grandes campañas de publicidad en internet que les sirvan para atraer clientes. Aunque Jurista Digital es una plataforma que ofrece servicio principalmente a abogados, es incuestionable que nuestra implantación va a hacer que muchos internautas nos confundan con un despacho de abogados, y se interesen por contratar nuestros servicios. En estos casos, la idea es acoger el problema de este usuario y cederlo a aquellos despachos que estén suscritos a nuestra plataforma, y que estén interesados en hacerse cargo sin coste alguno.

Además, Click Aplicaciones, la empresa madre de Jurista Digital, lleva más de 30 de años desarrollando aplicaciones de gestión para usuarios y empresas, y cuenta con expertos en marketing digital y en ciberseguridad. Actualmente estamos desarrollando un blog privado, exclusivo para suscriptores, compuesto de miniartículos que sirvan de guía al titular de un despacho sobre cuestiones tan diversas como puede ser la orientación de un sitio web hacía el posicionamiento en buscadores, o que medidas de seguridad debe implementar para proteger su negocio.

 

El reto de las legaltech va a ser aunar todas en una misma plataforma, o por lo menos una gran parte de servicios y poder ofrecerlos a un precio medianamente competitivo

 

También habéis creado una comunidad online, ¿qué aportáis a sus miembros?

El mayor beneficio que van a encontrar es la propia interconexión de unos usuarios con otros que forman parte del mismo sector profesional y que cuentan con una serie de intereses comunes. De esta forma, los abogados que formen parte de la comunidad podrán hablar entre ellos, dejarse notificaciones tanto públicas como privadas, apoyarse en un foro exclusivamente referente a temas legales e incluso formar un pequeño espacio de esparcimiento y sosiego compartiendo anécdotas o vivencias.

 

Por último, ¿qué consejos darías a los abogados para adaptarse al mundo digital?

Bueno, es difícil cambiar las ideas, por muy buenas que sean las nuevas, de la noche a la mañana. Conozco muchos abogados que trabajan simultáneamente con expedientes físicos y a la vez digitales. Quizás esa sea una buena idea para hacer el tránsito mucho menos traumático. También es muy importante entender que los ordenadores y dispositivos son máquinas que van a facilitarnos el trabajo, pero al mismo tiempo requieren encontrarse en buen estado y con su software actualizado. Y, sobre todo, tal vez lo más importante, es tener claro que el cambio es a mejor. Aunque temporalmente nos haga salir de nuestra zona de confort, a la larga nuestro negocio va a mejorar en productividad, y al final esto es lo que todos los emprendedores buscamos.

 

Las redes son una de las mayores herramientas de difusión. Para que sean efectivas, hay que trabajarlas con regularidad, mantener un contacto estrecho con la comunidad y aportar contenido transversal

 

Para un abogado que quiera darse a conocer en internet, ¿es suficiente hoy en día una página web corporativa?

Fíjate. Es posible que ya no sea suficiente porque el consumidor actualmente no quiere saber solo las áreas jurídicas que trata el abogado al que va a contratar, o sus tarifas. También requiere un conocimiento más personal sobre el profesional o el despacho en quien va a depositar su confianza. Y para proyectar este tipo de confianza, las redes sociales van a ser un elemento fundamental. Las redes son, hoy por hoy, una de las mayores herramientas de difusión.

 

¿Y cuáles son las claves para que esa actividad en redes sociales tenga los resultados que se buscan?

Para que sean realmente efectivas a la hora de relanzar un negocio, hay que trabajarlas con regularidad, mantener un contacto estrecho con la comunidad y aportar contenido con un valor transversal, que no necesariamente tiene que estar relacionado con el negocio o el servicio que se intenta dar a conocer.

 

 

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Aprender nuevas habilidades y competencias: ¿adaptarse o morir?

Dotarse de nuevas habilidades digitales y competencias profesionales para un desempeño del ejercicio de la abogacía más eficiente está a un clic de distancia, gracias a la plataforma de formación en línea Videocation, un servicio ofrecido por Mutualidad de la Abogacía que te ayuda a preparar tu futuro.

Leer Más >>

Para triunfar en redes, el despacho o profesional de la abogacía debe tener cercanía y contacto directo con su comunidad

En el Día Internacional del Community Manager, que se celebra este 23 de enero, profundizamos en este perfil profesional convertido en un eslabón fundamental en la estrategia digital de las empresas y organizaciones, y en particular de los despachos de abogados. Y lo hacemos bajo la mirada experta de Ana Climent Román, Social Media Manager en Grupo Mutualidad Abogacía.

Leer Más >>