Social Media Manager en Grupo Mutualidad Abogacía

25 de enero de 2022

7 TIPS PARA POSICIONAR TU MARCA EN LOS CANALES DIGITALES

La digitalización y el uso de las redes sociales es un must para todas las organizaciones actualmente. El acelerón del mundo digital provocado por la crisis del COVID-19 ha puesto en jaque a muchas marcas y empresas que han tenido que hacer una transformación digital precipitada para poder mantener a flote el negocio.

Los canales digitales son, a día de hoy, de obligada implementación para existir en el terreno digital, tanto para cualquier usuario que quiera tener su propia marca personal, como para cualquier negocio que necesite perdurar.

Pero, ¿Cómo sabemos en qué redes sociales estar y cómo crear nuestra presencia e imagen corporativa o marca personal en el mundo digital? Hoy os dejamos 7 tips para empezar a trabajar nuestra presencia digital en los diferentes canales sociales y construir nuestra propia marca personal:

  1. Establece tu identidad y ADN corporativo:

Si eres una compañía con un gran recorrido, aprovecha el posicionamiento de marca ya creado para trasladarlo a las redes sociales, ¿Quién soy? ¿Qué quiero contar? ¿Cuáles son mis mensajes claves?

En caso de ser un negocio de nueva creación establece tu identidad de marca para poder extrapolarlo a los canales digitales (misión y objetivos, activos, territorios, valores, personalidad…).

Si quieres crear una marca personal establece tus focos de comunicación, como te defines y que parte de tu historia vas a querer contar, recuerda que debe ser una imagen fiel a ti mismo.

 

  1. Establece el tono y los mensajes que quieras transmitir y evalúa en qué plataformas digitales está tu público y cuáles se adecúan a tu propósito empresarial o personal:

Partiendo de la base de que la presencia online ya está establecida, a través de una página web, un e-commerce o un blog corporativo, debemos identificar dónde se encuentran nuestras principales audiencias y potenciales públicos para crear nuestros perfiles sociales. Por ejemplo, si te diriges a un público joven y tienes una comunicación informal y creativa, Instagram y Tik Tok serán dos de las redes sociales dónde no puedes faltar.

Si, por el contrario estás creando desde cero tu marca personal, no tienes por qué tener una presencia web obligada. Analiza cuál es la audiencia a la que quieres llegar, a qué comunidades puedes interesarles lo que tienes que contar y elige las redes sociales en las que vas a posicionarte. ¡Importante! Empieza con una red social y dedica todos tus esfuerzos a ella, cuando hayas creado tu marca y te hayas posicionado podrás valorar abrir otros perfiles sociales, menos es más.

  1. Empápate de las tendencias digitales e identifica en cuáles quieres tener presencia y convertirte en referente:

Actualmente, las tendencias, contenidos y formatos cambian a una velocidad de vértigo en el mundo digital: lo que hoy triunfa, mañana puede estar obsoleto.

Es importante estar al día de todos los informes y tendencias que protagonizan el momento actual para identificar oportunidades y alinear tu estrategia digital con los trends del momento. Para ello, estudios como los publicados por IAB Spain, Hubspot y Talkwalker, Epsilon, entre otros, son clave para estar al día.

 

  1. Escucha activa de tu comunidad y de las conversaciones donde te quieres posicionar:

Actualmente, los usuarios son generadores de contenidos de las marcas (UGC), es fundamental escuchar la conversación que hay alrededor de los temas que vas a tratar en redes sociales y analizar en qué tonos y a través de qué formatos se comunica para entrar por la puerta grande y destacar en una conversación ya existente.

Escucha a tu comunidad. Para establecer una relación cercana con tu audiencia es imprescindible preguntarles qué esperan de ti, qué expectativas tienen y qué contenidos pueden ser de interés para ellos. Esta escucha debe ser constante, esto nos ayudará a enfocar nuestros contenidos a los intereses de los usuarios que nos van a leer, seguir, escuchar y estar actualizados en todo momento para no estancarnos en contenidos que no interesan a nadie.

 

  1. Elige los canales digitales adecuados y sé realista, no abras tantos canales cómo plataformas existentes haya:

Sé consciente de tus recursos. Ser realista en las redes sociales es básico para no decepcionar frente a las expectativas que puedes generar en tu futura comunidad. Si debes empezar con un perfil en Instagram o en Twitter, en vez de en todos, crea un perfil y comienza a alimentarlo.

Los canales digitales requieren de mucho esfuerzo, trabajo, planificación y diseño, lo que significa que es mejor que, en un inicio, dediques todos tus esfuerzos en una plataforma y, poco a poco, vayas ampliando y creando nuevos canales.

 

  1. Establece tu estilo de publicación en cada red social y una frecuencia de publicación:

Una vez hemos establecido, objetivos, mensajes y perfiles sociales en los que queremos empezar nuestra aventura digital, debemos establecer qué tipo de publicaciones vamos a realizar en los canales en los que vamos a tener presencia.

Para ello, crearemos un estilo de publicación concreto para cada canal, si vamos a empezar en una red social más visual (ej. Instagram) debemos establecer un estilo de diseño que esté alineado con nuestra imagen corporativa: colores, logo, tipografía…; y establecer el tono: informal, de humor, corporativo… La clave es crear algo que sea identificativo para nuestros públicos con nuestra marca o personalidad.

Además, deberemos hacer un análisis de la cantidad de contenidos de los que disponemos y distribuirlos de manera que mantengamos una frecuencia constante de publicación (baja: una publicación a la semana; media: dos o tres publicaciones a la semana; o alta: una o varias publicaciones diarias) sin publicar todos los contenidos de golpe y quedarnos sin ellos en cuestión de un mes.

 

  1. Interacción y conversación:

Cuando comiences a publicar contenidos en tus perfiles, monitoriza la reacción frente a tus publicaciones. El mundo digital se caracteriza por el ‘prueba y error’, por lo que debemos identificar qué contenidos funcionan como esperábamos o qué contenidos tenemos que reenfocar o reinventar para cumplir con nuestras expectativas y las de nuestra comunidad.

Aprovecha para generar conversación e interacción, en la que puedes ir testando si tus seguidores están interesados en lo que estás compartiendo o no. Además, este es un buen momento para generar debate sobre temas en los que quieres posicionarte como marca o persona. Pregunta opiniones, puntos de vista y enriquece tus contenidos con los comentarios de tu audiencia.

Y, por último y no por ello menos importante, fomenta una comunicación a través de mensajes privados, realiza un a atención al usuario eficaz y cercana para generar confianza y fidelizar.

Esperamos que os hayan sido de utilidad estos consejos y, en próximos artículos, profundizaremos en la elaboración de una buena estrategia digital para cada red social, descubrir cómo aumentar tu comunidad alcanzando a tu potencial audiencia y en cómo aumentar el engagement e interacción de tus contenidos.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Aprender nuevas habilidades y competencias: ¿adaptarse o morir?

Dotarse de nuevas habilidades digitales y competencias profesionales para un desempeño del ejercicio de la abogacía más eficiente está a un clic de distancia, gracias a la plataforma de formación en línea Videocation, un servicio ofrecido por Mutualidad de la Abogacía que te ayuda a preparar tu futuro.

Leer Más >>

Para triunfar en redes, el despacho o profesional de la abogacía debe tener cercanía y contacto directo con su comunidad

En el Día Internacional del Community Manager, que se celebra este 23 de enero, profundizamos en este perfil profesional convertido en un eslabón fundamental en la estrategia digital de las empresas y organizaciones, y en particular de los despachos de abogados. Y lo hacemos bajo la mirada experta de Ana Climent Román, Social Media Manager en Grupo Mutualidad Abogacía.

Leer Más >>