29 de enero de 2018

5 consejos para ahorrar

El ahorro es un lujo para las familias españolas, incluso más de la mitad de ellas tienen que endeudarse para llegar a final de mes. Te damos unas sencillas recomendaciones para engordar ese colchón para imprevistos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las familias españolas ahorran poco y cada vez menos. De la renta disponible, un 6,5 % se destina a esta partida, según los datos referidos a periodos móviles de cuatro trimestres de 2017, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es decir, de cada 100 euros, solo 6,5 se destinan al ahorro, ya sea a depósitos, fondos de pensiones o a alguno de los instrumentos financieros creados al efecto.

No tenemos la fórmula mágica para que ahorres, pero estos sencillos consejos pueden ayudarte si estás decidido a conseguirlo.

  1. Planifícate

La clave del ahorro está en una buena planificación. Es imprescindible que confecciones un presupuesto detallado con tus ingresos y gastos. La hipoteca o el alquiler, la cesta de la compra, el teléfono, los gastos corrientes como la luz, el agua o internet, los seguros, los transportes, las comisiones de los servicios… Todo tiene que estar contemplado. Y cuando decimos todo, nos referimos también a los gastos personales, como gimnasio, ropa, viajes, ocio, cursos, salidas, etc.

  1. Destina una parte al ahorro

Dentro de tu presupuesto, incluye una partida destinada al ahorro, de forma realista, es decir, ponte una meta que puedas cumplir. ¿Qué porcentaje de tus ingresos netos debes dedicar al ahorro? Por supuesto, varía en función del volumen de ingresos y gastos de cada uno, pero hay algunas reglas que pueden ayudarte.

Por ejemplo, la regla 50/20/30: 50 % dedicado a las necesidades fundamentales, 20 % al ahorro y 30 % a gastos de carácter personal. Otra es las 52 semanas, que se basa en ahorrar el número de la semana del año en la que nos encontremos, de 1 a 52 euros; al final habremos obtenido 1.378 euros/año. O la más arriesgada de los números del mes, de 1 a 30 euros según el día: al cabo de 30 días tendrías 465 euros y unos 5.580 euros/año. Son solo reglas, tú hazte la tuya y síguela.

  1. Utiliza una app

Una vez establecido el presupuesto tienes que seguir y apuntar los gastos diarios para asegurar su cumplimiento. Sabemos que con tu ritmo de vida puede resultar difícil y engorroso. Te recomendamos que acudas a aplicaciones como Fintonic. Se trata de un sistema sencillo y potente que te permite saber en cada momento cuál es tu situación económica. Te facilita, además de las funciones básicas de control de gastos, crear alertas personalizadas para saber si tienes un ingreso no planificado, un gasto que comprometa tu nivel de ahorro de ese mes, una comisión errónea, etc.

  1. Sé un comprador inteligente

Ya se trate de un supermercado, una hipoteca o un préstamo, una compañía de telefonía e internet, un mueble o tu ropa. Nunca compres por impulso (casi seguro que no lo necesitas), busca ofertas y compara precios (te asombrarás de lo que puedes ahorrar) y utiliza las compras online para comprar verdaderamente lo que necesitas en cada momento.

Dale una segunda vida a las cosas que ya no uses vendiéndolas por internet y plantéate la compra de cosas usadas y practicar el DIY (do ir yourself o hazlo por ti mismo). No olvides que cualquier gasto imprevisto o un sobrecoste por un gasto mal realizado afectará directamente a tu capacidad de ahorro.

  1. Ahorra en casa

Parte del ahorro puede provenir de una reducción de gastos en el hogar, una de las partidas más abultadas. Reduce la factura de luz manteniendo una temperatura adecuada en casa todo el año, compra electrodomésticos eficientes y ecológicos, invierte en buenos cerramientos en casa, discrimina por franja horaria de uso en tu factura y compara ofertas de teléfono e internet, entre otras medidas.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

¿Habrá rally de fin de año?

Comenzamos la recta final del ejercicio 2021 con la nueva variante del coronavirus como principal foco de atención, al menos de momento, y las dudas sobre una inflación que gravita sobre nuestra economía, apenas sujeta por un pelo de crin de caballo, como la Espada de Damocles.

Leer Más >>

¿Por qué se mueren los fondos garantizados?

El mercado financiero ya se refiere a los fondos garantizados como ‘productos zombies’, unos ‘muertos vivientes’ del panorama inversor. Y los datos lo avalan. Del total del patrimonio invertido en fondos (312.105 millones de euros), máximo histórico, los fondos con garantía apenas llegan al 4%,  según Inverco. También encabezan los reembolsos. Atrás queda haber sido el producto elegido por cuatro de cada 10 inversores. Pero, ¿por qué ha dejado los fondos garantizados de ser atractivos?

Leer Más >>