Ahorrar para la jubilación es de jóvenes

Más vale prevenir que lamentar. Este refrán que parece tan castizo es un axioma que se puede aplicar a muchas facetas de la vida, de la economía y, cómo no, también a los planes de pensiones y productos financieros encaminados a asegurar nuestra jubilación y complementar la pensión de la Seguridad Social.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Con la nueva normativa, las desgravaciones fiscales de las que disfrutaban estos productos se han reducido drásticamente, pero eso no significa que dejemos de ahorrar. Tanto si trabajamos por cuenta ajena como si somos autónomos, todos queremos disfrutar de una jubilación tranquila y para ello hay que pensar con antelación. El funcionamiento de los productos financieros encaminados a complementar la pensión de la Seguridad Social actúan como una hucha: cuanto más dinero ingresas, más acumulas para tu jubilación. Así que cuanto antes empecemos a ahorrar, más tenderemos acumulado. 

Muchos autónomos y asalariados de nuestro país cotizan por la base mínima y eso significa que cuando llegue la edad de jubilación, su pensión también será mínima. Por eso es importante que cada trabajador empiece a planificar con tiempo y tome conciencia de que es el responsable de sus futuros ingresos, porque así evitará sorpresas desagradables cuando ya no pueda ponerle remedio. En este sentido, como en muchos otros, es fundamental informar y formar a los trabajadores y futuros jubilados, porque las consecuencias de sus decisiones actuales las pagarán más adelante.

Como explican en nuestro reciente estudio sobre el Ahorro Previsional en tiempos de la Covid-19 , Suecia decidió en el año 2001 que era importante que todos los afiliados al sistema público de pensiones se dieran cuenta de cuánto iban a cobrar de pensión en el momento de jubilarse, así que les envió un sobre naranja con dicha información. El objetivo de utilizar ese color es que impactara tanto a los destinatarios que lo abrieran inmediatamente por si contenía algo importante. Y así sucedió. El sobre naranja se convirtió en todo un símbolo que perdura hasta nuestros días. Otros países como Alemania, Austria, Italia, Holanda o Portugal copiaron esta idea y enviaron comunicados a los cotizantes actuales y futuros pensionistas, para que así pudieran calcular su pensión y tomar decisiones sobre su porvenir con tiempo. 

En España, aunque había una intención desde 2011, el Estado no ha conseguido transmitir esa inquietud a todos los interesados y futuros pensionistas, aunque ha puesto a disposición de los usuarios un simulador de pensiones en la web de la Seguridad Social. Al introducir los datos del solicitante, podemos analizar las bases de cotización para cada uno de los períodos de la vida laboral y calcular la pensión estimada al llegar a una fecha concreta, que no tiene por qué ser la edad legal de jubilación. Con las cifras delante es mucho más fácil tomar decisiones y valorar si, al prever una pensión más baja de lo deseable, nos saldría a cuenta realizar aportaciones complementarias en alguno de los vehículos financieros disponibles. En el caso de los trabajadores autónomos, pueden incrementar su base de cotización de forma considerable unos años antes de la fecha de jubilación para aumentar así sus pensiones. Algo similar sucede con las mutualidades y otras alternativas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que ofrecen un método financiero de capitalización individual, que permite acumular reservas para la jubilación de sus afiliados. 

La Mutualidad de la Abogacía fue pionera en España a la hora de ofrecer a sus mutualistas un “sobre naranja” que les informaba de su situación financiera de cara a la jubilación. El sobre naranja no existe como tal, pero los afiliados sí reciben un informe trimestral de movimientos en el que se calcula el valor del fondo acumulado y se detalla una “Estimación de Prestación Esperada” basada en tres hipótesis de rendimiento de sus inversiones. Este ejercicio de anticipación es especialmente útil para los mutualistas más jóvenes, porque les permite un amplio margen de maniobra para ir incrementando sus aportaciones al fondo si así lo desean. Como decía el filósofo y abogado austriaco Peter F. Drucker, “la mejor manera de predecir el futuro es creándolo”.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Comienza la cuenta atrás para el verano

Con el final de la Semana Santa, vamos dejando atrás las rosquillas y las torrijas y se inicia la operación bikini 2021. Una operación bikini, por cierto, que se antoja muy dicotómica entre el sentimiento general de la población con respecto a la evolución de la pandemia de cara al verano, y unos mercados de activos que, sin duda, siguen descontando un panorama claramente más normalizado.

Leer Más >>