19 de octubre de 2022

Cómo reducir tu factura energética este invierno… sin pasar frío

En el Día Internacional del Ahorro de Energía, te proponemos 12 medidas al alcance de tu mano para rebajar tu factura energética este invierno ‘excepcional’.

 

El invierno ya está a la vuelta de la esquina. Y este año no va a ser un invierno cualquiera. La subida del precio del gas y petróleo debido a la guerra de Ucrania y Rusia ha elevado la factura energética de los hogares a cotas que se remontan a principios de este siglo.

La situación es tan preocupante que la Unión Europea ha intervenido fijando una reducción de la demanda energética del 15% para sus países miembros, salvo excepciones como la de España, que será del 7%, gracias al mayor almacenamiento de reservas de gas y a los sistemas de regasificación. En esa línea, el Gobierno ha aprobado hace unas semanas el Plan Más Seguridad Energética (+SE), cuyo objetivo es reducir el consumo de gas entre un 5,1% y un 13,5%, una iniciativa que incluye apoyo fiscal para particulares y empresas, además de medidas de ahorro.

Este escenario convierte en especial el Día Mundial del Ahorro de Energía, que se celebra este 21 de octubre, y en una oportunidad para recordar qué contribuir a reducir la factura energética de hogares y empresas también está en nuestras manos… si sigues estos consejos.

 

Medidas para mejorar la eficiencia

El Plan +Seguridad Energética recomienda, “cuando sea posible, renovar los equipos, sustituir los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria actuales al uso de electricidad con bombas de calor (aerotermia, geotermia), o de otras renovables (biomasa, solar térmica)”. Mientras tanto:

¿Calefacción por gas o eléctrica?
La calefacción supone el 70% del gasto de nuestras facturas anuales. Por eso elegir el mejor sistema es una decisión importante. Pero, ¿cómo elegir el calor más barato en estos momentos? En Comparadordeluz.com encontramos la respuesta. El sistema de calefacción más demandado es el gas natural. Lo usa el 36,8% de los españoles. Le sigue la calefacción eléctrica, que calienta el 19,5% de los hogares. Gas y electricidad suman casi el 60%. Pues bien. Teniendo en cuenta que el precio medio del kilovatio hora de gas natural oscila actualmente entre 0,045 – 0,0615 €/kWh (Tarifa Último Recurso) y el de la electricidad es de 0,20183 €/kWh, la respuesta es que el consumo electricidad es más caro –casi tres veces más– que el del gas, a fecha de hoy.

Calderas de condensación
Permiten reducir hasta un 30% el consumo y cerca de un 70% la emisión de óxido de nitrógeno (Nox) y dióxido de carbono (CO2).

Usa válvulas termostáticas…
Para regular adecuadamente las instalaciones de calefacción y conseguir un funcionamiento más eficiente. Puedes ampliar esta recomendación a la instalación de un sistema domótico: te permite ajustar la temperatura de la casa a tus necesidades mediante termostatos inteligentes conectados a un smartphone.

Radiadores
Hay que purgarlos adecuadamente (cuando son de agua caliente) al menos una vez al año, evita taparlos para no reducir el calor que emiten y en las habitaciones o estancias de la casa poco habitadas, baja su temperatura o apágalo.

Y baja la temperatura media del calentador
Redúcela de 60º a 40º, una temperatura que se adapta más al uso humano. Tampoco conviene prolongar innecesariamente las duchas.

 

Medidas para reducir el consumo

Adecúa la potencia contratada al consumo real
Si perteneces al 78% de los hogares españoles que, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tiene contratada más potencia eléctrica de la que consume, estás perdiendo dinero. ¿Cómo averiguarlo? Si tienes la tarifa regulada del PVPC, compara tu potencia máxima demandada el año anterior con la que tienes contratada. Estos datos están reflejados en la factura que emite tu distribuidora. Recuerda: Si la potencia máxima demandada es menor que la contratada, tienes margen para reducir esta última y aliviar el coste energético.

El enemigo en casa: atención con los electrodomésticos
El frigorífico, lavadora, lavavajillas, vitrocerámica y horno son los electrodomésticos que más consumen.

  • Frigorífico. Según datos de Red Eléctrica Española, el frigorífico supone un 14% del consumo total de electricidad de la vivienda. Es el que más luz gasta. Los principales consejos para reducir ese coste es elegir una buena calificación energética cuando lo compramos (esto también sirve para el resto de electrodomésticos). La mejor clasificación de la etiqueta energética en la actualidad la A+++ y la peor la D. Otros consejos: No olvides que un frigorífico vacío gasta mucho más que uno lleno, que cuanto menos tiempo esté abierta la puerta de la nevera, menos consumirá, y que no es aconsejable meter comida caliente en el congelador, ya que obliga también a una mayor demanda energética.
  • Lavadora y lavavajillas. He aquí también dos campeones del consumo eléctrico. Para reducir el gasto energético, lava en frío con los detergentes adecuados o a una temperatura más suave. También ahorrarás si cargas al máximo tanto el lavavajillas como la lavadora. Y si puedes, seca las prendas al aire, te ahorrarás el elevado consumo de una secadora.
  • Robot de cocina. A la hora de cocinar sin un elevado consumo eléctrico, los robots de cocina salen triunfadores frente a la placa de inducción y la vitrocerámica. Además, los robots permiten cocinar más de un plato simultáneamente.

 

Iluminación led, si, gracias
Sustituir las bombillas incandescentes por luces leds es una decisión inteligente para tu bolsillo. Las bombillas led son más eficientes, duran 10 veces más y permiten una rebaja energética de hasta un 85%.

Consumo silencioso
Se conoce así al gasto energético de los aparatos permanentemente conectados aunque no se estén usando y que representa, según la OCU, hasta un 10% de la factura eléctrica. Basta una simple regleta con interruptor para tener bajo control a estos ‘vampiros’ eléctricos domésticos.

Aprovecha las horas valle
Frente a las horas punta y llano, las valle suponen una rebaja considerable del coste de la energía consumida. No menosprecies esta recomendación.

Aisla puertas y ventanas
Porque un buen aislamiento de la vivienda u oficina puede reducir entre un 20 y un 40% el consumo.

Y usa moquetas y alfombras, ya que evitan que el calor se filtre por el suelo.

Con todo este conjunto de medidas, seguro que este invierno no solo no pasarás frío sino que ganarás en capacidad de ahorro.

 

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Aprender nuevas habilidades y competencias: ¿adaptarse o morir?

Dotarse de nuevas habilidades digitales y competencias profesionales para un desempeño del ejercicio de la abogacía más eficiente está a un clic de distancia, gracias a la plataforma de formación en línea Videocation, un servicio ofrecido por Mutualidad de la Abogacía que te ayuda a preparar tu futuro.

Leer Más >>

Para triunfar en redes, el despacho o profesional de la abogacía debe tener cercanía y contacto directo con su comunidad

En el Día Internacional del Community Manager, que se celebra este 23 de enero, profundizamos en este perfil profesional convertido en un eslabón fundamental en la estrategia digital de las empresas y organizaciones, y en particular de los despachos de abogados. Y lo hacemos bajo la mirada experta de Ana Climent Román, Social Media Manager en Grupo Mutualidad Abogacía.

Leer Más >>