21 de julio de 2022

Del festival al viaje: cómo ‘microahorran’ tres jóvenes para disfrutar este verano

¿Quieres descubrir cómo ahorrar 1.000 eurazos sin apenas esfuerzo? Tres jóvenes profesionales comparten sus secretos de microahorro con la esperanza de que este verano no renuncies a ninguno de tus festivales favoritos. 

Curiosa la relación entre tus ahorros y el termómetro: cuántos más grados marca el mercurio, menos euros tu saldo. El verano trae los meses más hedonistas del año, pero para disfrutarlos sin remordimientos conviene haber hecho de hormiga durante el invierno y mantenerse fiel a tus técnicas de microahorro también durante estas semanas.

Ya lo advirtió Groucho Marx, “en la vida hay cosas más importantes que el dinero, lástima que sean tan caras”. Y el provocador calendario festivalero de verano, es un buen ejemplo.

Tan bueno como ese viaje con el que sueñan Sofía, Pablo y Paula. Esta auditora, profesor y abogada opositora han aceptado compartir esos pequeños gestos con los que ahorran en los gastos diarios para convertir en realidad los grandes planes del verano.

 

Sofía López Lozano, auditora

Es bueno y es práctico tener disciplina para ahorrar en los pequeños gastos”. Como buena economista, Sofía López Lozano lleva incorporada una hoja Excel de serie, lo que le permite ser muy proactiva en materia de ahorro.

Con 25 años, esta auditora de KPMG desde hace 18 meses, organiza sus finanzas en dos cuentas: “En una entra toda mi nómina, de la que sale un porcentaje al mes a la otra. Esta segunda cuenta, directamente no existe en mi cabeza, es en la que quiero que esté el dinero para cuando sea mayor, para que me pueda comprar una casa, hacer un máster o estudiar”.

De su cuenta principal, procura ahorrar una cantidad todos los meses “para disfrutar más del verano”. Pese a todo, confiesa tener su propio método para hacer caja y afrontar con comodidad este tiempo en que los gastos se incrementan, por ejemplo, durante el viaje a Costa Rica que tiene planeado.

Fue preparando un ‘interrail’ con sus amigas en segundo de carrera cuando diseñaron el modelo. “En esos momentos trabajaba como extra de catering o de nanny, así que el dinero que tenía no me daba para poder viajar por Europa un mes. Por eso, buscamos una fórmula para 1.000 euros durante todo un año”. Un modelo que comparte.

Consiste en meter dinero en una hucha en 51 ocasiones durante el tiempo de ahorro. Se comienza metiendo al cerdito un euro, en la primera ocasión; dos en la segunda; tres euros en la tercera. Así se va aumentando la cantidad progresivamente hasta los 51 euros. Para que las cantidades más altas no se acumulen en el último momento, no es necesario hacer cada ingreso ordenadamente, sino según la disponibilidad, así por ejemplo se puede ingresar primero 50 euros, gracias a la propina navideña del tío Enrique, y tan solo cinco euros en enero, cuando las rebajas de invierno esquilman el presupuesto.

 

 

Y es que Sofía se confiesa aficionada a la moda, “me estaría comprando ropa todos los días, pero no es posible”. Sin embargo, para ese capítulo de gastos también tiene su truco, que es adquirir en las rebajas de verano, ropa de invierno, y viceversa: “Es cuando cuestan la mitad de la mitad, y es así cómo consigo mis prendas estrella”, explica.

 

 

 

Pablo Beagles Serrano, profesor viajero

Graduado en traducción e interpretación, Pablo Beagles Serrano es profesor de inglés y alemán en el colegio Fundación Caldeiro desde hace cuatro años. Un trabajo estable no le impide asumir cierta disciplina para “ahorrar en los pequeños y no tan pequeños gastos”. Y como ejemplo no puede evitar citar la factura de la luz: “Intento no dejar luces encendidas sin necesidad y ahora, en verano, no pasarme con el aire acondicionado”, explica.

 

 

Con 29 años, Pablo asegura “no pedir por internet prácticamente ningún artículo, porque al estar presente puedes buscar y comparar, lo que más te gusta, pero también lo que tiene mejor relación calidad precio. Sí que procuro fijarme en lo que está de oferta, para ver si me interesa, y en determinados artículos que veo de igual calidad, elijo la marca blanca o la más barata”.

 

 

Una actitud diferente de cuando sale con los amigos, “hay momentos en los que tengo en cuenta el ahorro y otros en los que, simplemente, no”. Asegura que cuando menos pendiente está del gasto, es cuando sale por Madrid o cuando está de viaje, su gran pasión es conocer nuevos países y culturas.

También procuro ahorrar un poco para el futuro. No soy de los que se les queda la cuenta en diez euros a la vuelta de las vacaciones, procuro tener ahorro para el futuro”, justifica.

 

Paula Sáez Pérez, abogada opositora

«Sí que es bueno ahorrar en los pequeños gastos ordinarios, porque al final de mes puedes ahorrarte cierta cantidad de dinero”. Lo explica la joven Paula Sáez Pérez, con 23 años, recién licenciada en Derecho por la Universidad de Burgos, “lo que pasa ahora es que con la inflación, el precio de todos los productos está mucho más caro y, aunque lo intentes, el ahorro es mínimo”.

Sin embargo, Paula asegura seguir fiel a sus técnicas de microahorro de siempre, incluso en estos meses: “No puedes gastártelo todo disfrutando del verano, porque al curso que viene no tienes”. Y para hacer realidad su plan de trasladarse a Málaga, donde piensa preparar sus oposiciones a la Policía Nacional, disfruta de un verano coherente con sus proyectos.

Planifica siempre los viajes con el mayor tiempo posible para aprovechar las promociones que las aerolíneas lanzan en los meses valle de actividad: “Si tienes planeado viajar, es conveniente mirar esas aplicaciones, porque las suelen poner varias veces al año”.

 

 

En la compra diaria, está “atenta a las ofertas que hace cada supermercado” y a los alimentos que bajan de precio por próxima caducidad. Con lo que también asegura ahorrar “unos euros” es con los productos de marca del distribuidor, “hay algunas cosas en las que merece la pena comprar una buena marca, pero en el 99% de los casos, el producto de marca blanca y el de una marca conocida, es prácticamente el mismo”.

 

 

A Paula le interesa la moda, y en sus compras utiliza la misma técnica que Sofía: “Hay que aprovechar las rebajas para comprarte ropa de la siguiente temporada. Por ejemplo, en verano comprar la ropa de invierno, porque siempre tienes pantalones para aguantar los tres meses que hay desde el inicio de esa temporada, a las rebajas de la temporada que viene”.

 

Bonus track: consejos para ahorrar en el festival

El Sinsal de Vigo (del 22 al 24 de julio), el Fan Futura de San Javier (del 26 al 31 de julio), el Sonorama de Aranda de Duero (del 10 al 14 de agosto) o el madrileño DCODE (17 de septiembre)… Tras dos años, hay ganas de festival, y el verano garantiza un 24 hours non stop party para todo aquel al que el cuerpo y la cartera aguanten.

En #TuDefinesTúFuturo solo podemos ayudarte con la gestión económica, y para hacerlo debes seguir estos consejos, siempre partiendo del presupuesto diario que te hayas marcado.

  • Planifica y actúa para comprar al mejor precio. Asumido que no puedes pasarte el verano de festival en festival, elige el que, o los que más te interesen, y compra con antelación las entradas, podrás beneficiarte de las promociones dirigidas a los más madrugadores. No olvides que algunos ofrecen descuentos por grupo y/o precios especiales por acceso temprano. Y la norma de oro es que siempre es mejor optar por el abono de todo el festival, que acudir por jornadas.
  • Reserva viaje y alojamiento con antelación. La siguiente decisión es saber cómo vas a llegar al festival. Si vas a recurrir a vuelos o trenes, no dejes de comprar los billetes con la mayor antelación posible. Si optas por el coche, contacta con otras personas que vayan a acudir al festival para compartir los gastos. En el caso de que no acampes en el recinto, también debes cerrar tu alojamiento lo antes posible. Lo ideal es conseguir uno que te permita desplazarte a pie, lo que también implica ahorro en transportes.
  • Antes de ir investiga la zona para saber dónde comprar. Ubícate en Google Maps, y localiza dónde hay supermercados cercanos, tiendas y restaurantes. Debes informarte con antelación de las condiciones del festival para saber si puedes entrar con comida y bebida propia, sin duda, resulta más económico.
  • Haz un buen cambio de tokens. Cada vez es más común que el medio de pago en el festival sea con tokens de plástico, con la moneda propia de cada En muchos casos es posible ahorrar comprando un pack de mayor importe, para lo que resulta muy apropiado organizarse con los amigos.

 

Por último, conviene recordar que todos los que cumplan 18 años en 2022 (los nacidos en 2004) pueden beneficiarse de los 400 euros del Bono Joven Cultural promovido por el Gobierno. La medida cuenta con una partida presupuestaria de 210 millones de euros y afectará a cerca de medio millón de jóvenes. El 18 de julio se abre el proceso de adhesión a esta medida en esta web.

 

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Emprendimiento y abogacía: dos pilares para un gran futuro

Un 90% de abogados y abogadas son autónomos, algo que por sí mismo no les convierte en emprendedores. Para poner un poco de luz en este cruce de caminos en el que muchos juristas ponen el punto de mira, Mutualidad para la Abogacía ha reunido en un directo de Twitch, en el 9º encuentro de su plataforma Mutuaverso, a dos expertos como Jesús Gavilán Hormigo, abogado y mediador en Ius Aequitas Trial Lawyers y embajador en el programa #MutualidadLover, y Andrea Mendiola, vicepresidenta de Jóvenes Juristas y socia directora del despacho de abogados Mendiolaw.

Leer Más >>