Estrena 2023 ahorrando el 10% al mes con el método de las seis huchas

Sin ahorro no hay previsión. Comienza 2023 ahorrando el 10% de tus ingresos al mes con el modelo de Harv Eker de huchas de partidas por porcentajes.

 

Este año vas a por todas: estás decidido a ahorrar, en la medida de tus posibilidades. Si quieres que tu propósito no pase a engrosar la larga lista de incumplidos, tenemos la solución: descubre el método de ahorro de T. Harv Eker.

Este empresario canadiense es conocido por sus teorías sobre la riqueza y sus libros de motivación. Entre ellos destaca el superventas Los secretos de la mente millonaria. Publicado en 2005, se ha convertido en una auténtica biblia para aquellos en busca de inspiración. Algo a lo que quizás no sea ajeno el hecho de contarlo desde la experiencia de quien tras conseguir casi todo en el mundo de los negocios del fitness, lo perdió por su mala gestión.

Un libro en el que Eker desgrana sus principios de riqueza, de los que quizás el más interesante sea el modelo con el que desarrolla el hábito de administrar el dinero. Y aquí va, a modo de anticipo, su principal aportación: dedicar una partida de dinero a la formación, punto esencial en la vida profesional del abogado.

 

Empieza a ahorrar ahora

Nunca hay poco dinero para empezar a administrarlo y cuanto antes te pongas, mejor. La primera de las enseñanzas es que, en su opinión, “el hábito de administrar tu dinero es más importante que la cantidad”.

“Con lo que gano, ¡qué dinero voy a administrar!”, “cuando encuentre un trabajo mejor, podré empezar a ahorrar” o “solo los ricos pueden ahorrar”. El primer paso para empezar a adquirir los hábitos y las aptitudes del ahorro, es desterrar los falsos tópicos y empezar a administrar. Y lo más habitual es que se comience por una cantidad pequeña.

 

Cómo funciona el método Harv Eker

Planificar y anticipar los gastos mensuales son las claves de este modelo que obliga a adaptar el modo de vida a los ingresos reales.

Partiendo del monto de los ingresos, Eker propone dividirlo en seis categorías diferentes. Cada cantidad debería estar depositada en una cuenta diferente, lo que hoy es más sencillo gracias a la herramienta que muchas cuentas de ahorro ofrecen para crear huchas virtuales.

La distribución es:

50% para las necesidades básicas

Lo que incluye alimentación, vivienda y gastos relacionados con su financiación y suministros. Esta partida también incluye los gastos relacionados con la salud.

Cuando la mitad de los ingresos no pueden cubrir las necesidades básicas, el autor propone dos medidas, ambas evidentes. O bien recortar los gastos o bien buscar otra vía de ingresos alternativa o complementaria.

También se debe valorar que el modelo promete que en el medio plazo, gracias a la planificación financiera, a esta cantidad se irán sumando los réditos provenientes del ahorro e inversiones.

Para evaluar cómo evolucionan las finanzas personales, cada tres meses se debe sumar el valor de todos los activos que se poseen y restar el total de lo que se debe. Esta cifra, que denomina fortuna neta, diferencia la mentalidad del rico de la del pobre, para el que su fortuna se limita a lo que gana con su trabajo.

10% para ocio

También hay tiempo para la diversión. Cenas, viajes o caprichos deben ser sufragados con esta hucha del 10%. Para el autor es importante que este dinero se emplee en mejorar la calidad de vida de un modo progresivo, desterrando cualquier sentimiento de culpa.

“Los ricos se relacionan con gente próspera. La gente pobre se relaciona con gente sin éxito”, escribe Harv Eker en su libro. Un ejemplo de muchas de las afirmaciones que no por políticamente incorrectas, merece la pena reflexionar.

10% para ahorro

Otro 10% se destina al ahorro en el corto plazo. Esta hucha sirve para afrontar gastos imprevistos o necesarios para ir mejorando la calidad de vida, como la compra de un nuevo coche o el mantenimiento de la vivienda.

Se trata de contar siempre con un colchón financiero que contribuya a afrontar situaciones inesperadas como la pérdida de trabajo, sin tener que renunciar al plan general de ahorro.

10% para tu ‘libertad financiera’

La segunda hucha es del 10% de los ingresos. Una cantidad que no se debe gastar sino invertir para producir ingresos pasivos de cara a la jubilación, es lo que llama libertad financiera: “Que el dinero haga el trabajo por nosotros”.

A medida que la cantidad se incrementa, el ahorrador debe buscar asesoramiento para invertirlo en productos a largo plazo adecuados a su perfil. Dinero que, también, nunca se debe tocar.

10% para formación

Ya habíamos avanzado que uno de los aspectos más novedosos del modelo Harv Eker es el compromiso con el crecimiento personal. De hecho, una de las huchas del 10% de los ingresos se dedica a una formación que nos convierta en más competitivos y promocionables.

En su opinión quien mantiene encendida la llama del aprendizaje, mejora profesionalmente, y en consecuencia mejora sus ingresos. Entre sus recomendaciones están leer un mínimo de un libro al mes, escuchar podcast y asistir a seminarios sobre inversión y emprendimiento para estar siempre alerta.

10% para donaciones

Por último, la hucha más solidaria. Con independencia de los ingresos del administrado, siempre debe contar con un fondo que contribuya a crear un mundo mejor.

 

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Emprendimiento y abogacía: dos pilares para un gran futuro

Un 90% de abogados y abogadas son autónomos, algo que por sí mismo no les convierte en emprendedores. Para poner un poco de luz en este cruce de caminos en el que muchos juristas ponen el punto de mira, Mutualidad para la Abogacía ha reunido en un directo de Twitch, en el 9º encuentro de su plataforma Mutuaverso, a dos expertos como Jesús Gavilán Hormigo, abogado y mediador en Ius Aequitas Trial Lawyers y embajador en el programa #MutualidadLover, y Andrea Mendiola, vicepresidenta de Jóvenes Juristas y socia directora del despacho de abogados Mendiolaw.

Leer Más >>