21 de junio de 2021

Qué perfil de ahorro tienes para la jubilación

¿Cómo te enfrentas al reto de la previsión para tu jubilación?. Eres de los de ‘¿ahorrar, yo?’, de ‘debería tomarlo más en serio’ o de ‘ahorro solo cuando lo intento’... El del despreocupado, el proclive o el ocasional son solo tres de los cinco perfiles más comunes con los que los españoles se enfrentan a la preparación de su fase como jubilados.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Raúl Alonso. 

Ahorrar para la jubilación es bastante o muy importante para el 77% de los españoles, pero solo un 25% conseguirá hacer hucha durante su periodo laboral de un  modo organizado, y un 59% admite no ahorrar ni un euro.

Así concluye el informe La Planificación de la Última Etapa de la Vida, que Fundación Once presentó el pasado mes de mayo. En el estudio  se insiste en que  –en muchas ocasiones– entre el deseo de ahorrar y el ahorro, tan solo media un poco de método. Y es que, en contra de lo que pudiera parecer, “el nivel de conciencia sobre la importancia de ahorrar para la jubilación ha aumentado en más de ocho puntos porcentuales”. Así lo afirma el citado informe, en el que han participado más de 20 expertos y 1.300 personas, y que ofrece como principal explicación que durante la crisis “ha aumentado la conciencia sobre la importancia de ahorrar para mantener el nivel de vida durante la etapa de jubilación”.

Qué diferencia el ahorro de hombres y mujeres

La primera de las motivaciones de ahorro resulta evidente: asegurar un buen nivel de vida durante la jubilación. Como segunda motivación se ubican los gastos relacionados con el futuro de la planificación familiar, donde ocupa un lugar muy destacado la compra de vivienda. Y como tercera, ahorrar para afrontar gastos imprevistos, equipamientos e incluso sostener aficiones como las vacaciones.

Más sorprendente resulta el análisis desde la perspectiva de género. Así los hombres ahorran para “comprar bienes y equipamientos”, y las mujeres para “temas familiares, salud y ocio”.

Pero el hecho es que tan solo uno de cada cuatro españoles reserva parte de sus ingresos a su jubilación, objetivo al que destinan de media el 16,9% de su capacidad de ahorro.

Los cinco perfiles de ahorro frente a la jubilación

Pero, ¿cómo se enfrentan los españoles al ahorro para la jubilación? Un estudio anterior de Esade pero firmado por los mismos autores, Manuel Alfaro e Ismael Vallés, identificó cinco comportamientos tipo ante el reto de la jubilación, en los que no es difícil verse retratado.

Según el estudio El comportamiento ciudadano en la planificación de la jubilación, estos perfiles son:

1. El despreocupado: “¿ahorrar yo?”

Son aquellas personas que no son conscientes de la necesidad del ahorro.

2. El incapaz: “yo no puedo ahorrar”

Se enfrenta a la paradoja de que pese a ser consciente de esta necesidad, renuncia a intentarlo. Son ciudadanos que pudieran cambiar de actitud al conocer con más detalle los beneficios del ahorro para la jubilación.

3. El proclive: “debería ahorrar”

Vive  atrapado en un quiere, pero no puede. Esta parte de la ciudadanía se prepara mentalmente para ahorrar pero no lo consigue, por lo que necesita de estímulos y apoyos que le anime en ese compromiso.

4. El ocasional: “ahorro cuando lo intento”

Este grupo se caracteriza por ahorrar cuando puede, no de forma sistemática. Precisa de soluciones más específicas y alternativas por parte del mercado de ahorro. Hay que considerar que es un grupo que se movilizó de forma importante durante la anterior crisis económica.

5. El sistemático: “decido ahorrar, y lo hago”

Se corresponde con el perfil de ciudadano motivado para ahorrar, que busca productos de ahorro y los utiliza. Su presencia se vio reducida en los pasados años pero ahora renace.

Cómo planificar el ahorro para la jubilación

Con una esperanza de vida en 83,5 años y una expectativa de jubilación de 67 años para 2027, muchos españoles vivirán 16,5 años como pensionistas. Y un porcentaje muy importante de ellos significativamente más.

El hecho es que la etapa de jubilación es más prolongada que la de la adolescencia, circunstancia que por sí sola invita a la reflexión… y a la planificación.

  1. Es una decisión individual. Pese a que la concienciación sobre la necesidad de ahorro y previsión para la jubilación se incrementa en los últimos años, y lo hará más en el futuro, España no cuenta con una cultura de ahorro en esta materia.
  2. Empezar cuanto antes. Esta es la clave para tener éxito. Además, el ahorro temprano y sistemático requiere de un menor esfuerzo, lo que le convierte en más sencillo.
  3. Ahorro privado.  Una mayoría de ciudadanos necesita recurrir a soluciones de ahorro privado para complementar la pensión por jubilación. La buena noticia es que cada vez se ofrecen soluciones más flexibles y adaptables a las necesidades de cada ahorrador.
  4. La mejor solución para cada momento. Como se ha señalado, no es lo mismo iniciar la previsión por jubilación a los 30 años que a los 40, por lo que en función de cada edad, la recomendación no será la misma. Este aspecto convierte en muy importante contar con la opinión de un asesor.
  5. Calcular el nivel de ingresos por etapas. Hay que comprobar si serán suficiente para cubrir cada etapa de jubilación, ya que las necesidades son diferentes. Por ejemplo, los gastos de ocio suelen ser prioritarios en una primera etapa de jubilación, para luego cobrar más relevancia los de salud y cuidado personal.
  6. Visión de conjunto. Cuando llega el momento de la jubilación, el ahorrador debe tener una visión de conjunto de su situación y el total acumulado para ejecutar mejor su plan de desinversión. De nuevo, en esta fase es vital contar con un buen asesoramiento.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

¿Habrá rally de fin de año?

Comenzamos la recta final del ejercicio 2021 con la nueva variante del coronavirus como principal foco de atención, al menos de momento, y las dudas sobre una inflación que gravita sobre nuestra economía, apenas sujeta por un pelo de crin de caballo, como la Espada de Damocles.

Leer Más >>

¿Por qué se mueren los fondos garantizados?

El mercado financiero ya se refiere a los fondos garantizados como ‘productos zombies’, unos ‘muertos vivientes’ del panorama inversor. Y los datos lo avalan. Del total del patrimonio invertido en fondos (312.105 millones de euros), máximo histórico, los fondos con garantía apenas llegan al 4%,  según Inverco. También encabezan los reembolsos. Atrás queda haber sido el producto elegido por cuatro de cada 10 inversores. Pero, ¿por qué ha dejado los fondos garantizados de ser atractivos?

Leer Más >>