Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía

12 de abril de 2021

Semana económica con multitud de referencias de interés

En primer lugar y por encima de todo, mucha expectación a partir del próximo miércoles 14 con el comienzo de la campaña de presentación de resultados empresariales del primer trimestre, en EE.UU.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los mercados financieros descuentan que los datos que se publiquen van a ser muy buenos. De hecho, más que buenos, espectaculares en algunos sectores como el bancario, especialmente si se comparan con los obtenidos en el periodo equivalente de 2020, que es la referencia de partida. Pero no solo eso: si hacemos caso a lo comentado por el presidente de la Reserva Federal, Sr. Powell, en declaraciones del pasado fin de semana, la economía estadounidense se encuentra en un “punto de inflexión” en el cual va a comenzar a recuperarse con mucha fuerza, tras la “desaceleración de los meses de invierno”. Y no olvidemos que crecimiento económico y expectativas de subida en los beneficios empresariales son amigos con derecho a roce. Aunque siempre puede ocurrir algo que ponga en peligro esa relación…

Ese “algo” bien podría ser una inflación muy por encima de los estimado. Y resulta que también esta semana tenemos publicación de datos de crecimiento de precios en EE.UU. Como hemos comentado en muchas ocasiones, una inflación positiva y moderada es un síntoma muy relevante de normalización. No obstante, una inflación descontrolada puede inferir futuras subidas de tipos de interés o, en todo caso, repuntes en la rentabilidad de las curvas de deuda, que pongan en peligro los elevados multiplicadores bursátiles actuales. En otras palabras, se trata de dar con la tecla justa para que el mercado asuma recuperación sin distorsiones de tipos de interés. Por lo que se refiere a Norteamérica, se espera una inflación del 2,5%, desde el 1,7%. Un dato que, en otro momento histórico llevaría aparejada una revisión de tipos al alza. A día de hoy, esto está descartado por la propia FED. Además, conviene decir que probablemente asistamos en los próximos meses a una serie de datos de precios que muestren una especie de shock inflacionista temporal, fruto de la vuelta a la actividad y que, por lo tanto, irán moderando en el futuro. En ese sentido, cierta tranquilidad…al menos de momento.

Además de eso, en esta semana tendremos datos en Norteamérica de ventas al por menor, producción industrial y confianza del consumidor. En todos estos casos se esperan números muy positivos, que compararán además muy favorablemente con el decalaje en la recuperación europea, con respecto a la primera potencia. Este desfase tiene que ver esencialmente con la rapidez en la implementación de los programas de ayuda a la economía estadounidense frente al Viejo Continente y también con unas expectativas de normalización sanitaria y social muy por delante de Europa, gracias a la buena marcha de sus campañas de vacunación. En ese sentido, los mercados descuentan una vuelta a la normalidad económica en EE.UU. varios meses antes que la Unión Europea. Algo que queda muy reflejado en la evolución de sus bolsas, pero, sobre todo, de sus bonos, con procesos de empinamiento de curva muy acuciados en lo que llevamos de ejercicio.

Por todo ello, días muy importantes para ir definiendo el escenario anterior al verano. Existen pocas dudas que los motores de la economía van a empezar a funcionar a pleno rendimiento en la segunda parte del año. Este trimestre, por lo tanto, vamos a funcionar en buena medida gracias a expectativas. Esperemos que no se cumpla la máxima taurina de “corrida de expectación, corrida de decepción”. En todo caso, el movimiento de recuperación en la economía global es claro. En ese sentido, una corrección debida a agotamiento o a datos muy concretos que no tengan continuidad en el tiempo, como pueden ser los que hemos comentado sobre los precios, tal vez puedan constituir una nueva oportunidad de entrada. Dicho eso, conviene mantener la prudencia, en un marco general mundial, no obstante, y sin duda, más positivo.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Inflación con tipos bajos

Parece fuera de toda duda que buena parte de los paradigmas económicos tenidos por ciertos a comienzos de este siglo, comenzaron a saltar por los aires a raíz de la gran crisis financiera de 2008 y el posterior comienzo de las políticas ultra expansivas de los bancos centrales. 

Leer Más >>

Se acaba un verano, particularmente tranquilo

Por fin hemos tenido un mes de agosto que, desde el punto de vista de mercados, se ha comportado como marcan los cánones: tranquilo, con escasas operaciones, y respirando más positiva que negativamente, ante la ausencia de presión relevante por parte de los inversores.

Leer Más >>