21 de julio de 2021

#YoSíAhorro: 5 ‘challenges’ para convertir el microahorro en un hábito

Volcarse un cubo de agua con hielo sobre el cuerpo o grabarse actuando como un maniquí de escaparate fueron dos de los challenges más virales en las redes sociales, pero hay desafíos que pueden ser mucho más provechosos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mutualidad de la Abogacía anima al reto del microahorro con la nueva funcionalidad #YoSíAhorro implementada en la app de la Mutualidad: ¿cuánto serás capaz de ahorrar con pequeños gestos para alcanzar el objetivo?

Seguramente tengas decenas de aplicaciones en tu smartphone, pero puedes estar seguro de que ninguna te va a dar tantas alegrías como la de Mutualidad de la Abogacía. Te explicamos por qué.

Su propuesta es convertir el ahorro en un pequeño juego diario a través de rutinas accesibles a una mayoría. Para ello invita a establecer un deseo motivador, comprarte un coche eléctrico por ejemplo, que se va a alcanzar sumando a diario pequeñas aportaciones monetarias. Pero el más importante es el objetivo final, esta aplicación va a convertir la práctica del ahorro en un hábito, dando esa estabilidad a tus finanzas que permite planificar con tranquilidad.

Cómo microahorrar en cinco pasos

La técnica es fácil, una vez descargada la app, pon a prueba tu capacidad de ahorro siguiendo estos cuatro pasos.

  • ¿Cuál es el nombre de tu objetivo? Ahorrar es más estimulante cuando la recompensa es cercana, echa tu imaginación a volar para descubrir qué pequeña satisfacción te gustaría darte: esa bici con motor o el móvil que no deja de guiñarte el ojo desde la marquesina. O que tus sueños vuelen más alto: piensa en esa vuelta al mundo con la que fantaseabas junto a los amigos de la uni, o en empezar a trabajar en esa bolsa de ahorro que dé tranquilidad a tu carrera de abogado. ¿Vas visualizando tu objetivo?

 

  • ¿Cuánto dinero quieres ahorrar? El challenge funciona mejor si pones una cifra a ese sueño. Si el objetivo implica una gran inversión, como por ejemplo comprar una vivienda o simplemente ahorrar, puedes marcar cantidades a modo de reto: los primeros 3.000 euros para pagar la fianza, por ejemplo.

 

  • Marca un objetivo temporal. Es necesario acotarlo en el tiempo. Aquí el consejo es que no sea ni muy corto, flor de un día, ni muy largo, ya que genera agotamiento. La principal ventaja del mircroahorro es generar ese hábito que permite sumar sin que resulte un sacrificio, y es más fácil hacerlo cubriendo la carrera por etapas.

 

  • Sube una foto. Para resultar más estimulante, elige la foto que va a identificar el reto: un primer plano de ese teléfono deseado o de tu pareja, para recordarte que es junto a ella con quien realizarás ese viaje de tus sueños.

 

  • Ahorra con seguridad. Es importante que este dinero que estás ahorrando esté a buen recaudo, y qué mejor que en la cuenta de tu entidad bancaria. Con este objetivo, la app te permitirá vincularla con tu entidad con total garantía de seguridad y protección para tus datos.

Y dos puntos más para finalizar. Como cualquier otro objetivo en la vida, el microahorro va a implicar algún sacrificio, pero debe tratarse de ’microrenuncias’, lo importante es afrontar el reto con espíritu lúdico. El segundo consejo es que está prohibido obsesionarse.

Cinco técnicas de microahorro

Pero, ¿cómo vamos a ahorrar? El verdadero poder del microahorro está en las técnicas para ir sumando ceros en tu cuenta sin que la calidad de vida se resienta. La buena noticia es, que es más fácil de lo que a priori puede parecer.

  • Técnica del redondeo

Es el clásico. Consiste en cuadrar cada gasto a cero (o a cero y a cinco, para objetivos más modestos) y destinar esa diferencia al ahorro. Así, si la compra de la frutería ascendió a 12,40 € se puede ahorrar 7,60 € si se redondea en la decena (los 20 € en este ejemplo) o 2,60 € si se fija en la siguiente cantidad acabada en  cinco.

  • Técnica del caprichoso

La segunda caña del afterwork, esa palmera de chocolate cada vez que sales del gimnasio, el décimo de lotería que nunca toca, la visita del jueves a ver qué hay de nuevo en tu cadena de moda favorita…  Convertir ese capricho prescindible en una posibilidad de ahorro, puede resultar mucho más gratificante que el gasto.

  • Plan exfumador

Qué pasa si conviertes tu adiós a la nicotina en un reto de microahorro. Apelar a tu bolsillo visualizando una recompensa económica puede ser efectivo: reservar todo el presupuesto del estanco del primer año a la hucha, dará un empujón a los ahorros.

  • Técnica de la no compra

Simular una compra puede engordar también el cerdito-hucha de tu app y, bien pensado, puede significar un paso adelante en tu perfil de consumidor. ¿Cuánto podrías ahorrar si reduces la visita a la pelu a una al mes?, ¿y si dejas de comprar todos los meses la prenda de moda o si en lugar de salir a cenar con tu pareja cocinas para ella?

  • Técnica del consumidor inteligente

La anterior crisis puso de moda la llamada compra inteligente, un hábito que puede convertirse en el mayor aliado del ahorrador. Cuando se va al súper consiste en sustituir primeras marcas por productos del distribuidor, también puede ser una compra inteligente elegir una novela en edición rústica o revisar gastos fijos como las suscripciones.

 

Y RECUERDA QUE…

  • Si eres mutualista y tienes el Sistema de Ahorro Flexible solo tienes que entrar en tu área personal, acceder directamente a #YoSíAhorro y practicar el Microahorro sin darte cuenta.
  • Si no eres mutualista, entra aquí https://www.mutualidadabogacia.com/hazte-mutualista-sva/ y contrata el Sistema de Ahorro Flexible para acceder a #YoSíAhorro.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Inflación con tipos bajos

Parece fuera de toda duda que buena parte de los paradigmas económicos tenidos por ciertos a comienzos de este siglo, comenzaron a saltar por los aires a raíz de la gran crisis financiera de 2008 y el posterior comienzo de las políticas ultra expansivas de los bancos centrales. 

Leer Más >>

Se acaba un verano, particularmente tranquilo

Por fin hemos tenido un mes de agosto que, desde el punto de vista de mercados, se ha comportado como marcan los cánones: tranquilo, con escasas operaciones, y respirando más positiva que negativamente, ante la ausencia de presión relevante por parte de los inversores.

Leer Más >>