23 de diciembre de 2021

‘Caña al Derecho’, o cómo emprender en las redes sociales sin quitarse la toga

“Me gano la vida siendo abogado, aunque esté teniendo mucha suerte con mis canales”. El instagramer Aldric Lázaro reflexiona en el podcast de Objetivo Emprendimiento sobre las oportunidades de las redes sociales para el joven abogado.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¿Qué aportan las redes sociales a un abogado?, ¿Qué hay que hacer para crear comunidad? o ¿Qué errores se deben evitar? La respuesta a estas y otras preguntas la ofreció el joven letrado e influencer Aldric Lázaro en el podcast Objetivo Emprendimiento, de Mutualidad Abogacía. Un acercamiento a las redes sociales como oportunidad de negocio y promoción para el abogado. El podcast de Mutualidad Abogacía ha ofrecido una interesante conversación con Aldric Lázaro, un joven abogado que ha demostrado que derecho, rigor y diversión son compatibles con las emisiones de Caña al Derecho en las redes sociales de InstagramYoutube.

Quién dijo miedo

“Es una forma de divulgar contenidos de interés que conectan con los más jóvenes, y para nuestro protagonista, una vía de emprendimiento y, el tiempo lo dirá, un negocio”. Con estas palabras Andrea Mendiola, conductora del podcast Objetivo Emprendimiento, presenta a Lázaro que, en un año de recorrido, reúne una comunidad próxima a los 3.000 usuarios con unas vídeo-entrevistas o mesas redondas que alcanzan centenares de visionados.

“No me esperaba esta acogida, desde el minuto uno la gente va a muerte con el canal”. Lo reconoce sin falsa humildad Lázaro, que también cuenta cómo el proyecto fue inspirado por los tediosos meses de confinamiento a los que la pandemia obligó a una mayoría de españoles.

“Tenía claro que quería montar un canal de entrevistas, pero con un formato atractivo”. Así que sin apenas experiencia en las redes sociales –asegura que ni en sus perfiles personales era muy activo–, decidió probar suerte. Para hacerlo eligió más que un nombre, una declaración de principios: “Si además del estrés y los plazos, algo nos une a los abogados, son las cervezas de después…”.

El creador de Caña al Derecho considera que en un mundo donde el conocimiento está a un golpe de un clic, no hay excusas para no intentarlo. “En las redes sociales y en Internet, podemos aprender a hacer prácticamente de todo. Luego, como en todo, es cuestión de probar con el método de prueba y error”. Yo animo a la gente a que lo mire, a que busque y a que lo haga”.

Cinco claves de éxito en las redes sociales

Quizá esa impericia e inexperiencia hayan tenido algo que ver en la buena acogida de una propuesta fresca en un mundo con tendencia a tomarse las cosas con mucha seriedad. Pero ese factor no explica por sí solo la acogida de vídeos como los dedicados al análisis del caso Pablo Hasél, la ley de teletrabajo o la salud mental en la abogacía.

¿Qué otras claves de éxito reúne el proyecto?

  1. Sentirse orgullo por el trabajo realizado. Para Lázaro es esencial sentir que está haciendo lo que le gusta, y que el resultado le satisfaga. Como invitados elige a profesionales de la abogacía que llaman su atención, a los que de algún modo consigue implicar de un modo casi personal en el proyecto: “Cuando entrevisto, aprendo. Hablo con gente que tiene mucha más experiencia, que da consejos y explica, porque la abogacía está girando hacia un mayor compañerismo, a ayudarnos los unos a los otros”.
  2. No autoexigirse en exceso. Lázaro deja claro que las redes sociales son algo que hace por gusto. “Hay que evitar forzarte a ti mismo, querer triunfar y estresarse. Lo primero es pasárselo bien, porque la dinámica de las redes sociales es muy extraña, un día un story lo ven dos mil personas y otro, dos”.
  3. Elegir bien los canales. La oferta de las redes sociales es cada vez es más amplia, pero también más exigente su profesionalización, incluso desde una posición de amateur. Es evidente que el empuje de una red social tan joven y vital como Twitch, la que más ha crecido en los últimos años, resulta tentadora pero antes de decidir hay que ser consciente del peaje que puede implicar: “Es una plataforma con muchas oportunidades, pero requiere de más dedicación, y para mí las redes sociales son un extra. Me gano la vida siendo abogado, aunque esté teniendo mucha suerte con mis canales”, explica advirtiendo del error de asumir un compromiso con las redes sociales incompatible con los compromisos laborales o personales.
  4. Automatizar procesos. Aprender a gestionar las redes sociales con profesionalidad, es otro de los consejos de Lázaro. Y la automatización de procesos y la utilización de aplicaciones específicas de cada red social, los mejores aliados para conseguirlo.
  5. Calidad en los contenidos. Pero de poco sirven los cuatro puntos anteriores, si los contenidos ofrecidos en un canal profesional como Caña al Derecho no son de calidad: “La gente acepta cada día más que en las redes sociales hay calidad, mis entrevistas tienen un alto valor jurídico”.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

“Cualquiera de nosotros puede poner en marcha acciones que contribuyan a la lucha contra el cambio climático”

Desde 1976, todos los 26 de enero se celebra el Día de la Educación Ambiental, por iniciativa de Naciones Unidas, para sensibilizar y concienciar a las personas y gobiernos sobre la necesidad de frenar el impacto del cambio climático. Un compromiso global al que Mutualidad de la Abogacía está adherido y que desarrolla el área de Sostenibilidad coordinada por Beatriz Acevedo.

Leer Más >>