20 de diciembre de 2016

¿Cómo son los abogados del futuro?

Nativos digitales, críticos, tolerantes, impacientes, innovadores, inconstantes, hedonistas… ¿Qué hay de cierto y de mito en el perfil de los profesionales del futuro?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ellos reclaman su sitio en el mundo. ¿Están los despachos de abogados preparados para su incorporación? Bajo el título “Generación Z: cómo son los abogados del futuro” se llevó a cabo una interesante mesa redonda en el Legal Management Forum 2016, organizado por Wolters Kluwer e Inkietos el pasado 25 de octubre. Nos gustaría compartir con vosotros algunas de las conclusiones.

En 2020, los jóvenes juristas serán la fuerza laboral más numerosa de los despachos de abogados. ¿Cómo son sus rasgos y valores? ¿Cuál es su futuro profesional? ¿Qué valoran de los despachos? Estos son algunos de los temas tratados en esta mesa redonda donde los protagonistas fueron los jóvenes abogados.

Perfil y tópicos

Son una generación diferente, pero existen muchos clichés. “No todos los tópicos en los que les encasillan son ciertos, ni todos los que sí lo son, son del todo positivos”, advirtió Álvaro Fernández, recién licenciado y abogado júnior. Los miembros de la generación Z, compuesta por los nacidos después del auge digital de los años 90, se reconocen como nativos digitales, críticos, inquietos, tolerantes, impacientes, innovadores…

Ante los tópicos negaron la falta de esfuerzo o de motivación, el hedonismo asociado con la búsqueda del placer y el bienestar inmediato, la inconstancia… Por el contrario, defendieron que no les faltan ni motivación ni ganas, y que se esfuerzan al máximo por conseguir todos sus objetivos. Sí estuvieron de acuerdo en la “visión cortoplacista” de su generación, consecuencia de la necesidad de adaptarse continuamente a una realidad que cambia constantemente.

Valores y conciliación

“Aunque somos la generación mejor preparada e informada, todavía no ha llegado el momento en el que nosotros podamos elegir los despachos donde trabajaremos, como en Estados Unidos; estos siguen teniendo la sartén por el mango”, aseguró María Zelich, exalumna de ESADE Law School.

Si pudieran elegir dónde les gustaría trabajar, los criterios quedaron claros: el dinero no es lo más importante, ni el tamaño de la firma; lo realmente importante es que su trabajo coincida con los valores y objetivos propios y que se sientan realizados, y en el aspecto personal, que coincida con su proyecto vital. “Que tu proyecto personal coincida con el proyecto del despacho donde trabajas”, afirmó Ignacio Corroto, exalumno de la Universidad Autónoma de Madrid.

¿Qué les piden a los despachos?

Los despachos de abogados tomaron nota de las aspiraciones de los jóvenes abogados, como herramientas para captar y retener el talento. Por su parte, los jóvenes incidieron en la necesidad de cambio en las forma de trabajar, con la tecnología como aliada para cubrir las demandas de los clientes.

Álvaro Fernández pidió que por fin los despachos sean conscientes de sus sensibilidades, mientras que María Zelich expresó el deseo de que esa mesa redonda sirviera “para acercar las posiciones de jóvenes juristas y despachos de abogados”.

Berta Santos, coach jurídico y profesional

Según se recoge en el último Informe GEM España sobre el emprendimiento, seis de cada cien personas son emprendedoras en nuestro país. Su perfil es el de un varón de edad media con formación superior, pero la brecha de género se está reduciendo cada vez más: el 53,1 por ciento de los hombres frente al 46,9 por ciento de ellas.

Leer Más >>