10 de marzo de 2022

Elegí el sistema de previsión profesional de Mutualidad de la Abogacía frente al RETA porque me ofrece confianza, estabilidad económica y flexibilidad

Entrevista a Enrique Sainz Rodríguez, abogado de derecho de familia y herencias en Fuster Fabra Abogados y embajador de #MutualidadLovers.

 

No siempre es fácil tomar las mejores decisiones en el ámbito de la abogacía. ¿En que me especializo? ¿Régimen de Autónomos (RETA) o sistema de previsión profesional de Mutualidad de la Abogacía? ¿Qué aportan las redes sociales a mi actividad profesional o marca personal? ¿Me permiten ganar clientes? Enrique Sainz Rodríguez, abogado de derecho de familia y herencias en Fuster Fabra Abogados y embajador de #MutualidadLovers, se ha hecho esas misma preguntas, cuyas respuestas comparte en esta entrevista.

 

¿Por qué elegiste derecho de familia?

Aunque a lo largo de estos casi nueve años de experiencia he tocado todas las ramas del derecho y he actuado muchos de ellos como abogado generalista, lo cierto es que desde hace tres años y medio me dedico exclusivamente al derecho de familia y derecho hereditario. También soy experto en la tramitación de nulidades eclesiásticas, un campo en el que he sabido expandirme. ¿Que por qué derecho de familia? Porque es una rama mucho más personal y humana que el resto, y que requiere una evaluación y aprendizaje constante, no solo a nivel legislativo, sino también personal. Son especialidades que te transforman como abogado pero, sobre todo, como ser humano.

 

¿Ejerces por cuenta propia como autónomo o por cuenta ajena?

Trabajo como abogado autónomo. Es cierto que estoy en el departamento de Familia de un despacho contando con el soporte del mismo, pero todos lo hacemos de manera autónoma. Este sistema, en mi opinión, es mucho más productivo, ya que no solo cuentas con el apoyo logístico de tu departamento, sino también con el de otros departamentos del despacho, lo que aumenta la clientela que pueda entrar cada mes.

 

Elegí derecho de familia porque es una rama mucho más personal, una especialidad que te transforma como abogado pero, sobre todo, como ser humano

 

¿Como especialista en derecho de familia y derecho hereditario, ¿cómo abordas el futuro de tu jubilación, tu tranquilidad y la de tu entorno familiar?

Cuando pienso en la jubilación, me viene siempre a la mente la fábula de la cigarra y la hormiga, que refleja fielmente cómo nos encontramos los abogados ahora mismo y las opciones que tenemos.

Podemos ser la cigarra y vivir el presente sin preocupaciones, sin pensar en el futuro, considerando que la jubilación aún queda muy lejos y ya veremos lo que hacemos cuando llegue. O podemos ser la hormiga, viviendo el presente, pero siendo previsores y sacrificando un poco de bienestar actual para destinar un grano de arroz para el futuro.

Creo que en la abogacía debemos ser la hormiga, ya que cuando llegue el momento de la jubilación, después de años de arduo trabajo, nuestro objetivo es poder tener una plácida retirada y una estabilidad económica no solo propia, sino para las personas que nos rodean (cónyuge, hijos, nietos). Y para alcanzar ese objetivo es necesario empezar ya.

 

Cuando pienso en el futuro, me viene siempre a la mente la fábula de la cigarra y la hormiga. Los abogados debemos ser la hormiga para disfrutar de una jubilación tranquila

 

¿En ese sentido, ¿qué es lo que más valoras de un plan de ahorro para la jubilación?

Lo primero es que me dé garantías de cara al futuro y me permita tener la estabilidad económica que he comentado. Después, que ofrezca la opción de ampliar las aportaciones mensuales a medida que vaya aumentando mi vida laboral y, por lo tanto, mi capacidad económica, es decir, que sea yo el que decida cuanto quiere aportar. Y, por último, que me ofrezca un abanico de posibilidades a la hora de cobrar el dinero acumulado, de modo que sea yo el que decida cómo percibirlo de acuerdo con mis necesidades.

 

¿Por qué elegiste la alternativa del sistema de previsión profesional de Mutualidad de la Abogacía frente al RETA, el régimen de autónomos?

Cuando yo empecé a ejercer la abogacía, y al igual que muchos otros compañeros, no se nos explicó bien la diferencia entre una y otra, decantándonos la mayoría por la mutualidad por ser mucho más económica. Ahora bien, si en estos momentos valoro mi decisión o si, con todo lo que sé de una y otro, tuviese que decantarme por alguna lo haría, sin duda, por la Mutualidad de la Abogacía, no solo porque cubre con creces las tres cosas que busco en un plan de ahorro de jubilación, sino porque a los abogados nos ofrece una serie de beneficios que dan mucha estabilidad de cara al futuro.

 

De un plan de ahorro para la jubilación valoro que me permita ampliar las aportaciones mensuales a medida que vaya aumentando mi vida laboral

 

¿A qué beneficios te refieres?

De entre todos ellos, hay dos que me parecen muy atractivos. El primero tiene que ver con la posibilidad de compatibilizar el cobro íntegro de la pensión con la continuidad de la actividad, a diferencia del RETA que únicamente permite percibir el 50%. Este punto me parece muy relevante, ya que no sabemos cuál va a ser nuestra situación económica dentro de 30 años. El hecho de que la Mutualidad de la Abogacía me permita, si quiero, compaginar ambas, personalmente me da mucha tranquilidad.

La segunda ventaja o beneficio es la posibilidad de cambiar al RETA sin perder lo acumulado y, además, manteniendo o incluso mejorando lo ya aportado a fin de tener un sistema complementario de cara a la jubilación. Al menos, a mí, sinceramente, me da una confianza plena de cara a obtener la estabilidad económica que buscamos en el futuro.

 

Recientemente te has incorporado como embajador de #MutualidadLovers, la exclusiva comunidad de embajadores de marca en redes sociales de Mutualidad de la Abogacía. ¿Qué te aporta en lo personal y profesional esta iniciativa

Cuando la Mutualidad de la Abogacía contactó conmigo para ofrecerme este nuevo proyecto la verdad es que no lo dudé, pues lo que ofrecían era algo irrechazable y se adecuaba a lo que buscaba y necesitaba. En lo personal me ha servido para conocer a otros grandísimos compañeros de profesión, aumentar el tan necesario networking, además de la posibilidad de generar nuevos compañeros e incluso amigos.

A nivel profesional, el contar con una entidad tan potente como es la Mutualidad de la Abogacía va a permitir expandir más y mejor mi marca personal y ayudarme a incrementar, no solo mi clientela, sino mis posibilidades de progreso y oportunidades. En el mundo de la abogacía y los negocios siempre viene bien contar con la ayuda de un experto que te ayude a llegar a la cima y eso es lo que nos ofrece, entre otras cosas, la comunidad de #MutualidadLovers.

 

En lo personal, ser embajador de #MutualidadLovers me permite hacer networking y generar nuevos contactos; en lo profesional, colaborar con una entidad como Mutualidad de la Abogacía para expandir mi marca personal

 

Desde tu propia experiencia, ¿cuál es la influencia real de las redes sociales en el sector de la abogacía?

La evolución de las redes sociales en el mundo de la abogacía ha sufrido un gran cambio. Hace unos años las redes sociales se utilizaban como sustitutivo gratuito de las páginas webs y blogs, sobre todo debido al coste y conocimientos que exigían estas últimas. En la actualidad, las tornas se han invertido claramente y ahora, al menos a mi juicio, las redes sociales son las que más predominan en el mundo jurídico para fomentar la marca personal y ofertar servicios.

 

¿Cuál es el valor que aportan al negocio?

Gracias a las redes sociales los abogados podemos llevar a cabo una serie de facultades que nos ayudan mucho en nuestra profesión. Por ejemplo, sirven para fomentar y expandir nuestra marca personal de la manera que mejor se adapte a nosotros y a nuestros seguidores para que estos puedan ver, apreciar y entender lo que les estamos ofreciendo. Y no solo eso, además de captar clientes en un ámbito distinto al que estamos acostumbrados, fidelizan a los que ya tenemos.

En definitiva, la presencia y trabajo de los abogados en las redes sociales, bien utilizada y gestionada, puede suponer una herramienta muy útil en nuestra profesión sobre todo a la hora de destacar con respecto al resto.

 

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Emprendimiento y abogacía: dos pilares para un gran futuro

Un 90% de abogados y abogadas son autónomos, algo que por sí mismo no les convierte en emprendedores. Para poner un poco de luz en este cruce de caminos en el que muchos juristas ponen el punto de mira, Mutualidad para la Abogacía ha reunido en un directo de Twitch, en el 9º encuentro de su plataforma Mutuaverso, a dos expertos como Jesús Gavilán Hormigo, abogado y mediador en Ius Aequitas Trial Lawyers y embajador en el programa #MutualidadLover, y Andrea Mendiola, vicepresidenta de Jóvenes Juristas y socia directora del despacho de abogados Mendiolaw.

Leer Más >>