20 de junio de 2022

Emprendedores de hoy que piensan en las necesidades del futuro de la abogacía

Más del 75% de las profesiones más demandadas en el mercado laboral de 2030 aún no existen. La predicción del Foro Económico Mundial abre grandes posibilidades para los abogados que sepan hacer una buena lectura de las necesidades del sector. Muchas de ellas pasan por la innovación y la digitalización del sector, tal como recogemos en los encuentros mensuales de #Mutuaverso, de Mutualidad de la Abogacía.

Innovar o quedarse atrás. La abogacía tuvo que aprender la lección en el más duro de los escenarios, el que impuso la pandemia. Pero observadores como el estadounidense Lexis Nexis aseguran que, si por algo se recordarán los años 2020 y 2021 en la abogacía, será por el profundo avance en la digitalización e innovación del sector. Pero quizá lo más importante es que abogado y cliente parecen ya preparados para seguir trabajando en el cambio.

El entorno por fin es receptivo para abordar y aceptar la revolución en los servicios jurídicos, que encabezada por el Legaltech, lleva fraguándose en los últimos años. Una ventana a la oportunidad para aquellos jóvenes abogados que con una mirada diferente están dispuestos a emprender ocupando un nuevo espacio en el mercado, tanto en la prestación de nuevos servicios al cliente final, como proveyendo de herramientas específicas a los profesionales.

 

Oportunidades en un escenario en construcción

Lo primero que tienen que hacer los emprendedores, es una buena lectura de la realidad. Los expertos señalan dos hechos importantes para empezar a trabajar en soluciones.

1.    Los despachos deben generar big data

Salvo excepciones y grandes corporaciones, el sector jurídico está aún en pañales en el uso del big data y, aún más importante, en capturar esa información propia que pueda convertir en una ventaja competitiva.

Para Natalia Rodríguez Núñez-Milara, ingeniera y fundadora de Saturno Labs y Top 100 Mujeres Líderes de España, “el paso previo para empezar a utilizar herramientas de inteligencia artificial, es digitalizar toda la información con la que ya cuenta el bufete”.

Así lo explicó esta Emprendedora del año 2021 por el Ayuntamiento de Madrid, en un encuentro sobre inteligencia artificial en la Abogacía de #Mutuaverso, de Mutualidad de la Abogacía, con el influencer El abogado de TikTok (@xabi_abat), en el que se reflexionó sobre las oportunidades y necesidades de esta tecnología en el sector.

2.    Los clientes demandan transparencia

Tarifas más claras y transparentes. Un cambio sobre todo demandado por el cliente del mediano y pequeño bufete, que busca profesionales con tarifas fijas que le permita prever el coste de la contratación de sus servicios.

De esta realidad surgen necesidades específicas como unos servicios cada vez más compartimentados, servicios online y herramientas de seguimiento de tareas, que permitan medir al abogado el ratio de rentabilidad/hora por cliente.

 

El gran potencial emprendedor de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial ya está aquí. Cada vez que enviamos un correo con la asistencia de un corrector ortográfico, nos subimos al coche y buscamos una ruta o elegimos una película en Amazon Prime, la utilizamos, pero ¿cómo va a transformar el despacho de abogado?

Natalia Rodríguez Núñez-Milara identifica algunas de las que van a ser aplicaciones más comunes:

  • Transcripción automática de grabaciones y vídeo. Por ejemplo, de las diferentes sesiones de un juicio o de la conversación con un cliente.
  • Generación automática de documentos. Un software específico para cumplimentar automáticamente determinados documentos en los que gran parte de su información se pueda estandarizar, de modo que el abogado emplee con más eficiencia su tiempo en las partes específicas.
  • Buscadores de jurisprudencia. Capaces de asociar muchas fuentes de forma rápida permitiendo descargar con comodidad los documentos.
  • Chatbot. Herramientas que optimicen la recogida de información del abogado, por ejemplo, que ayuden en la recogida de la información preliminar a través de un servicio telefónico.

Ejemplos de esas necesidades en las que ya algunas empresas trabajan, pero que requieren de soluciones muy adaptadas al lenguaje y el día a día del abogado.

Del mismo modo, y como ya se anticipaba, son muchos los despachos que en los próximos años requerirán de:

  • Digitalización masiva de documentos. Sistemas que combinen tecnología OCR (Optical Character Recognition) con otros softwares que permitan organizar toda la documentación aún en papel para crear una gran base de datos única y propia.
  • Análisis big data. Tras organizar la información, es necesario contar con sistemas con capa de inteligencia artificial y aprendizaje automático que la ponga en valor. Herramientas que estructuren la información y generen asociaciones que ayuden tanto a la práctica jurídica como a la captación de nuevos clientes.

Sin duda alguna, la inteligencia artificial y el procesamiento de documentos automatizados  va a permitir personalizar servicios a particulares y empresas con una profundidad de servicio hasta ahora inimaginables.

 

Las grandes promesas del metaverso

Según la consultora Gartner, falta un mínimo de ocho años para que las propuestas del metaverso se formalicen y concreten, pero para ese 2030, el 30% de las compañías participará en unas plataformas que prometen transformar casi todo, dando un nuevo sentido a la economía virtual.

En opinión de María Vázquez, experta en transformación tecnológica y directora comercial de Consultoría de Microsoft, uno de los jugadores mundiales en el incipiente metaverso, aconseja en los encuentros mensuales de Mutuaverso no precipitarse: “No todas las empresas deben ir corriendo ahora”, explicaba en un directo IG de Instagram de #Mutuaverso, junto con Andrés Millán, el instagramer @lawtips.

En opinión de Vázquez, el futuro del metaverso pasa por plataformas interoperables colaborativas, donde los diferentes players puedan conectarse e interactuar con un usuario que salte de uno a otro metaverso sin obstáculos en esta transición.

Se trata de un mundo aún muy centrado en el gaming, los conciertos y eventos, pero la experta de Microsoft invita a experimentar con el que promete ser el nudo gordiano de la economía virtual: “Lo importante es ir entendiendo los casos de usos, ¿para qué lo puedo utilizar? Y a partir de esa reflexión, a lo mejor especializarse para empezar a trabajar. Se trata de ir curioseando hasta que te conviertes en un experto capaz de detectar oportunidades”, defiende.

Ofelia Tejerina, presidenta de la Asociación de Internautas, también es cauta al hablar sobre las oportunidades que el metaverso ofrece al profesional de la abogacía: “No se trata de crear expectativas que no se corresponden con la realidad, pero tampoco debemos quedarnos cortos”.

En un encuentro en Twitch de #Mutuaverso señaló que “es una herramienta estupenda, que la vamos a utilizar para ciertos aspectos de la profesión, pero para otros queda mucho recorrido en el plano de la prevención y la precaución porque, hay que valorar los riesgos a los que podemos exponer a nuestros clientes o a los propios compañeros con los que trabajamos”. Comentario que en sí mismo contiene un gran reto y una gran oportunidad.

Nadie duda de que tanto el metaverso como la inteligencia artificial son fuente de oportunidad para el abogado emprendedor. El desafío es combinar su potencial con otras tecnologías que integra como la realidad virtual, NFT u otras relacionadas con el blockchain, para empezar a trabajar hoy en las necesidades del abogado del mañana.

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

Emprendimiento y abogacía: dos pilares para un gran futuro

Un 90% de abogados y abogadas son autónomos, algo que por sí mismo no les convierte en emprendedores. Para poner un poco de luz en este cruce de caminos en el que muchos juristas ponen el punto de mira, Mutualidad para la Abogacía ha reunido en un directo de Twitch, en el 9º encuentro de su plataforma Mutuaverso, a dos expertos como Jesús Gavilán Hormigo, abogado y mediador en Ius Aequitas Trial Lawyers y embajador en el programa #MutualidadLover, y Andrea Mendiola, vicepresidenta de Jóvenes Juristas y socia directora del despacho de abogados Mendiolaw.

Leer Más >>