23 de diciembre de 2021

“Forjar una buena y sana estructura corporativa es la mejor forma de garantizar la combinación de los talentos senior y junior”

Reconocida con el Premio Fundación Princesa de Girona Empresa 2021, “por su valentía a la hora de emprender en un sector, el jurídico, maduro y competitivo”, Lucía Goy Mastromiechelle (35 años) representa a la nueva savia de jóvenes abogados altamente preparados que compiten sin complejos frente a los grandes bufetes. Sus armas: una sólida formación, vocación internacional y las ideas muy claras.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Entrevista a Lucía Goy Mastromiechielle, socia fundadora de Goy Gentile Abogados

Lucía, ¿qué te llevó a montar tu propio despacho de abogados en 2016 tras trabajar en bufetes como Uría Menéndez, Davis Polk & Wardwell o Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom?

Mi principal motivación fue generar un espacio que garantizase la cercanía con el cliente con un servicio jurídico de excelencia, de acuerdo a las buenas prácticas que aprendí en los diversos estudios en los que tuve la posibilidad de participar. Echaba de menos la cercanía con el cliente en las grandes firmas. Y echaba de menos un espacio que te deja aprovechar lo mejor de la cultura jurídica anglosajona, que es mas práctica y jurisprudencial, y de la civil, que es mas teórica.

 

¿Cómo valoras la experiencia nacional e internacional adquirida en estos despachos?

Esa experiencia ha sido fundamental para poder desarrollar nuestro despacho. Estoy sumamente agradecida a las personas con las que trabajé, ya que me formaron tanto personal como profesionalmente y confiaron en mi. Allí aprendí que a los conocimientos técnicos hay que agregarles una mente abierta, innovación y un valor humano para brindar un asesoramiento integral.

¿Cuáles son las señas de identidad y valores de Goy Gentile Abogados que lo diferencian del resto de la competencia?

Uno de los principales valores de nuestra firma es el enfoque personalizado atendiendo a las necesidades propias de la multiculturalidad de nuestros clientes, así como un servicio de primera calidad ofrecido por abogados internacionales entrenados en las primeras instituciones. Para ello, tenemos la convicción de que un despacho boutique es la estructura adecuada para llevarlo a cabo.

 

“El formato ‘boutique’ jurídico es la estructura adecuada para desarrollar un enfoque personalizado”.

 

¿Qué en otros países estáis presentes?

Si bien nuestro despacho tuvo origen en Madrid, actualmente contamos con oficinas en Estados Unidos, Venezuela, México, Colombia y Ecuador. De esta forma, podemos brindar un asesoramiento personalizado a nuestros clientes latinoamericanos.

 

¿Qué balance realizas de estos cinco años al frente de Goy Gentile Abogados?

En este período hemos podido desarrollar un gran equipo de trabajo que cuenta con profesionales de altísima calidad y profesionalidad que están comprometidos con los objetivos del despacho. Sin duda, lo mas importante es contar con equipo sólido y comprometido. Nuestro crecimiento viene por referencias de clientes. Asimismo, consideramos que Goy Gentile Abogados se convirtió en un leader en la asesoría a clientes extranjeros invirtiendo en España.

 

¿Cómo valoras la relación abogado senior vs abogado junior en los despachos de abogados?

A partir de mi experiencia, advierto que las grandes estructuras tienden a establecer mayores diferencias entre los abogados seniors y juniors y, en muchos casos, ello conlleva el estancamiento del desarrollo profesional de los jóvenes. Si bien la estructura jerárquica tiene su razón de ser, y en algunos casos resulta eficiente, en Goy Gentile apostamos a la formación sostenida de los abogados juniors, de tal forma que se genere una sinergia entre todos los integrantes de cada equipo de trabajo.

 

 ¿Cuál es la mejor manera de combinar ambos talentos?

Forjar una buena y sana estructura corporativa es la mejor forma de garantizar la combinación de ambos talentos. De esta manera, los abogados juniors se nutrirán de los conocimientos de su superior y este del ánimo, energía e innovación de los juniors.

 

“Apostamos por la formación sostenida de los abogados juniors, de tal forma que se genere una sinergia entre todos los integrantes de cada equipo de trabajo”.

 

¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades de los despachos de jóvenes abogados?

En primer lugar, tengo que aclarar que no creo que la antigüedad de un abogado sea el único elemento que garantice la prestación de servicios de calidad. Si bien la experiencia profesional brinda solidez, lo que realmente distingue a un buen profesional es su compromiso con la excelencia, capacidad analítica y dedicación. En lo personal, estoy convencida que un empleado comprometido y dedicado es un recurso que no debe ser desperdiciado.

¿A qué desafíos se enfrentan?

El principal desafío que advertimos hoy es prevenir la fuga de talentos y, con el frenético avance de las tecnologías, contar con los recursos financieros para mantenernos en la vanguardia como lo hacemos hoy en día.

 

¿Qué valores aportan los jóvenes abogados al sector de la abogacía?

Los abogados jóvenes aportan versatilidad, visión más moderna a la hora de afrontar un problema y sus soluciones, motivación y quizás una resiliencia significativamente mayor a los abogados adultos. En Goy Gentile, a partir del equipo de abogados interculturales, agrego la cualidad de que estos brindan una visión globalizada, abordando las necesidades de los clientes de diferentes puntos de vista y de forma abarcadora.

 

¿Cómo diferenciarse en un ámbito tan competitivo y maduro como el legal?

La atención personalizada y el compromiso absoluto con la excelencia son, sin duda, elementos que marcan diferencias en el mercado jurídico actual. Solo los despachos boutique podemos ofrecer un trato cercano, detallista e integral, sin faltar a los estándares de ética y profesionalismo. La cercanía da la posibilidad de entender las verdaderas necesidades del cliente y, por tanto, poder aportar la mejor solución a medida.

 

“Los abogados jóvenes aportan versatilidad, visión más moderna a la hora de afrontar un problema y sus soluciones, motivación y mayor resiliencia”.

 

¿Qué habilidades o competencias crees que no pueden faltar en cualquier joven abogado que quiera emplearse por cuenta propia?

Vocación por el servicio, análisis crítico y, sobre todo, compromiso con la excelencia. Considero a la empatía como un valor diferencial al momento de realizar búsquedas laborales. Solo de esta forma puedo garantizarle a los clientes una atención personalizada y con el valor humano que se merecen.

¿Existe en España un buen ecosistema emprendedor que fomente la startups jurídicas?

Lamentablemente, a día de hoy, no se ha logrado establecer un sistema que fomenten las startups jurídicas. La competencia con los despachos grandes es, en muchos casos, voraz. La problemática de la fuga de talentos que mencionaba con anterioridad es un mal que hoy nos afecta a los despachos boutique, por ejemplo. Sin perjuicio de ello, estoy convencida que los despachos grandes son buenas escuelas para los jóvenes que están dando sus primeros pasos en la profesión.

¿Es la transformación digital, y las oportunidades que ofrece, una palanca de cambio para el emprendimiento jurídico?

El desarrollo de la tecnología es un fenómeno que no escapa a ningún área profesional. En lo que respecta al sector jurídico, creo que los profesionales tenemos que prestarle especial atención, ya que representa una herramienta fundamental en vistas de efectivizar procesos, facilitar la interacción con clientes y garantizar una mayor captación de clientela, entre tantas otras ventajas que ofrece.

 

¿Volverías a crear ahora tu propio despacho?

Sin duda alguna. Haber fundado Goy Gentile fue una experiencia sumamente gratificante y sigue siendo un proyecto en el que pongo todas mis energías día a día, sin ningún cuestionamiento. Afortunadamente hoy el despacho es una firma con reconocimiento y proyectamos un futuro muy próspero.

 

“Para montar tu propio despacho es fundamental ganar antes experiencia en uno o varios bufetes de cierta envergadura”.

En tu opinión, ¿a qué desafíos se enfrenta el sector legal? 

Estoy convencida de que debe modernizarse, no solo desde la implementación de tecnologías, sino también en la comprensión y abordaje de fenómenos relativamente recientes como pueden ser las criptomonedas, la robótica, inteligencia artificial, el blockchain, entre otros.

 

Por último, ¿qué consejos darías al estudiante de Derecho o joven abogado que esté leyendo esta entrevista y tengan en mente montar su propia asesoría legal?

Le animaría a hacerlo, sin duda. Creo que para ello es fundamental ganar experiencia en uno o varios despachos de cierta envergadura. De esa forma, uno gana experiencia conociendo de primera mano las ventajas y desventajas de las diferentes estructuras. Considero que emprender, más allá del área en cuestión, requiere de pasión por lo que uno hace y de dedicación a tiempo completo. Es un camino difícil pero muy gratificante. En mi caso, tal y como te comenté antes, estoy muy satisfecha con lo hecho hasta ahora y esperanzada con un futuro prometedor para Goy Gentile Abogados.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!

“Cualquiera de nosotros puede poner en marcha acciones que contribuyan a la lucha contra el cambio climático”

Desde 1976, todos los 26 de enero se celebra el Día de la Educación Ambiental, por iniciativa de Naciones Unidas, para sensibilizar y concienciar a las personas y gobiernos sobre la necesidad de frenar el impacto del cambio climático. Un compromiso global al que Mutualidad de la Abogacía está adherido y que desarrolla el área de Sostenibilidad coordinada por Beatriz Acevedo.

Leer Más >>