5 de agosto de 2021

Las 10 series de abogados que no te puedes perder este verano

Las series de abogados son un género que gana presencia y calidad en la parrilla de las cadenas. No te pierdas esta lista con diez títulos que marcará jurisprudencia televisiva y ocupará muchos maratones.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Juan Luis Galiardo, Carmen Elias y Juan Echanove descubrieron a los españoles con su exitoso Turno de Oficio (TVE, 1986) que los tribunales podían convertirse en material televisivo adictivo. Más tarde, la pizpireta Ally McBeal (Fox, 1997) que en los bufetes confluye el drama y la comedia.

Del costumbrismo al thriller, el día a día del abogado inspira algunas de las mejores series que podamos disfrutar en la era de la televisión bajo demanda. Hemos seleccionado diez títulos para devorar este verano y buscar inspiración todo el año.

‘American Crime Story: The People v. O.J. Simpson’

La prensa lo bautizó como ‘el juicio del siglo’. Esta serie sobre antologías del crimen iniciaba su recorrido con esta entrega en 1996 para convertirse en uno de los hitos del género. En esta primera entrega se recrea en todos los detalles el proceso que durante meses abrió los noticiarios norteamericanos sobre la muerte de Nicole Brown y de un amigo, presuntamente a manos de su marido y astro del fútbol americano.

Finalmente absuelto, la galardonada serie narra el juicio desde la perspectiva de los abogados de Simpson. Lo más interesante es ver las maniobras y estrategias utilizadas por ambas partes para conseguir sus objetivos.

Temporadas: 1 (10 episodios)

‘The Split’

Esta producción de la BBC británica es injustamente desconocida en España, ya que se trata de una de las series que mejor retrata la vida del abogado, de las rodadas recientemente. Una serie que habla de divorcios, de parejas pero también de bufetes familiares. La trama arranca con el abandono de Hannah del despacho familiar por el rechazo de su madre a su promoción, el hecho se produce en un momento de crisis de su vida sentimental.

Esta mezcla entre lo profesional y lo personal puede ser el mayor hallazgo de esta serie inglesa, que retrata el día a día de sus abogados protagonistas recreándose en la belleza de lo simple.

Temporadas: 2 (12 episodios)

‘The Good Fight’

Habrá quien eche en falta en este listado a The Good Wife, en reparación señalamos su spin-off. The Good Fight pasa además por ser la serie que mejor retrata a esa parte de la sociedad estadounidense que encumbró a Donald Trump a la Casa Blanca.

La serie se centra en la veterana Diane Lockhart, que ve cómo su dorada jubilación fracasa tras un revés financiero, por lo que decide incorporarse a una firma de abogados enteramente afroamericana. Este es el escenario desde el que se observa la realidad del país más reciente, como la pandemia, y la no menos sofocante de su equipo de abogados.

Temporadas: 5 (40 episodios).

 

‘Hierro’

La remota isla de Hierro y una jueza de carácter aún más rocoso, son protagonistas de una de las series españolas de trama legal más seguidas en los últimos años. Muy marcada por el protagonismo de Candela Peña, en sus dos temporadas se aborda el asesinato y la custodia de menores, siempre con inesperados giros de guion.

El duelo entre la jueza Candela Montes y el empresario bananero Antonio Díaz (interpretado por el genial Darío Grandinetti) es lo mejor de una serie que se mueve en los cánones del policiaco, pero trasladado a los despachos del juzgado.

Temporadas: 2 (14 episodios).

‘Daños y perjuicios’

Antes de ver en acción a la enérgica Patty Hewes, una poderosa abogada que persigue a los corruptos sirviéndose de su peculiar escala de valores, piénsalo: puede que las próximas semanas no despegues tus ojos de letrado de la pantalla hasta sentenciar sus 59 episodios.

Disfrutar de la genial mirada de Glen Close y su ambiciosa y brillante discípula, interpretada por Rose Byrne, es lo mejor de este clásico del serial de bufete. El telón de fondo de Nueva York, y la retorcida descripción del sistema judicial y la estructura de poder estadounidenses, dos buenos alicientes para una serie donde es difícil reconocer al héroe.

Temporadas: 5 (59 episodios).

‘Cómo defender a un asesino’

Los ambiciosos y retorcidos estudiantes de derecho, y su brillante y misteriosa profesora de defensa criminal (fantástica Viola Davis) son protagonistas absolutos de esta serie. El tercer ingrediente en juego son los asesinatos, con el acierto de introducir una trama nueva en cada capítulo, al margen de la que da unidad a cada temporada.

Lo mejor es trasladar la trama legal al ambiente universitario, y la disección que de cada caso se ofrece. Lo peor, cierto ensañamiento de los  guionistas por el giro inesperado, lo que en ocasiones rompe la lógica del proceso.

Temporadas: 6 (90 episodios).

‘Better Call Saul’

Breaking Bad figura en cualquier listado de las 10 mejores series de todos los tiempos que se precie, y su precuela Better Call Saul, es uno de los mejores spin off que se pueda disfrutar. Ambientada de 2002 a 2008 (seis años antes que Breaking Bad), muestra el proceso de corrupción de Saul Goodman, un abogado con problemas desde el minuto uno.

Aunque es una serie menos técnica, desde la mirada del profesional de la abogacía, su recorrido por los límites de lo legal resulta aleccionador. Pero es su calidad e intriga lo que la convierte en una de las mejores series con un abogado de protagonista. En su estreno en 2015, rompió el récord de audiencia de la historia del cable, y su legión de seguidores espera la sexta entrega, ya en fase de prepromoción.

Temporadas: 5 (50 episodios).

‘Goliath’

Continuamos el recorrido por series de abogados con otro letrado controvertido, el interpretado por el carismático Billy Bob Thornton: Billy McBride es un profesional de Los Angeles en una profunda crisis personal, que le lleva a visitar más el bar que los juzgados. Pero el destino le permite pleitear con el mayor cliente de su antiguo y poderoso bufete, que él mismo ayudó a encumbrar. Ahí se encuentra su antagonista Cooperman (William Hurt), quien dirige con despiadada pericia un equipo de letradas mayormente femenino.

Esta desigual y tópica  lucha, que sirve de título a la serie, parece el armazón argumental, hasta que se descubre que es la compleja trama legal la que se convierte en inesperado protagonista.

Temporadas: 3 (24 episodios).

‘Striking Out’

Toma nota de este drama legal irlandés que poco a poco va conquistando el mundo desde la televisión pública RTE. Tara es una joven abogada que rehace su vida personal y profesional  tras descubrir la infidelidad de su novio, hijo del dueño del bufete donde trabajaba.

Junto a un nuevo y singular equipo de colaboradores, la abogada reemprende su vida profesional afrontando unos casos que muestran los entresijos del poder político y económico de Irlanda, además de las peculiaridades de su sistema jurídico. Su buena acogida parece haber asegurado la continuidad de la serie con una tercera entrega.

Temporadas: 2 (10 episodios).

‘El abogado’

Recuperamos en este listado esta longeva serie que recogió elogios y premios durante su emisión de 1997 a 2004. Ubicada en un despacho de Boston,  mostró el funcionamiento de un despacho de abogados medio, lo que aporta una visión más realista lejos del glamour de otras producciones.

Pero su punto fuerte es los conflictos entre la moral y la profesionalidad (o ética) del abogado, que se enfrentan en muchos de sus capítulos. Otro de los temas recurrentes es el del abogado que es manipulado por un cliente que nunca le cuenta toda la verdad. Realmente aleccionador.

Temporadas: 8 (168 episodios).

 

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!