18 de enero de 2022

“Todos los abogados con capacidad para crear contenido original y comunicarlo en 30 segundos tienen oportunidad”

Aún hay oportunidades en las redes sociales, si se entiende el mercado. Andrés Millán Fernández (@Lawtips) así lo cree y así lo demuestra con unos comentarios sobre Derecho que conectan con el público y el sector.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Andrés Millán Fernández (@Lawtips), mejor ‘tiktoker’ de contenido educativo

En las redes sociales se le conoce como @Lawtips y más de 1,2 millones de personas siguen a diario sus publicaciones sobre la actualidad del Derecho, en unos vídeos con marcado acento gallego. Una labor que no pasa desapercibida: en 2021 la red social TikTok le premió como El mejor creador de contenido educativo de España. Hablamos con Andrés Millán Fernández, un referente en la divulgación del Derecho, de 25 años, con mucho que enseñar.

 

¿Quién es @Lawtips?

Me llamo Andrés Millán, soy un chico de 25 años que nació en Santiago y con cinco años se fue a vivir a La Coruña, ciudad donde sigo a medias con Oporto, la ciudad de mi novia. Estudié Derecho y ADE en Vigo y lo que más me gustó en la vida fue hacer mucho deporte, desde los 16 años practico surf. Por eso siempre busqué una actividad que me diera la libertad de ser dueño de mi tiempo. Trabajar por objetivos me permite trabajar cuando quiera y, llegado el momento, estar con mis amigos o dedicar más horas al estudio del Derecho o del mundo financiero, que también me encanta.

¿Cuándo descubriste que podías ser bueno en redes sociales?

Durante la carrera empecé a consumir mucho contenido en Youtube y cada vez menos de tele. Seguía cuentas de deportes, nutrición o finanzas y me di cuenta de que hacía mucha falta una que hablara de Derecho de forma fácil y dinámica.  Estaba Donna Alcalá y algún otro, pero pensaba que molaría otra de alguien más joven, quizá en una red social que permitiera subir píldoras de información, porque en YouTube son vídeos muy largos. En febrero de 2020 vi que TikTok había sido la aplicación más descargada, y justo antes del confinamiento decidí que me apetecía probar a explicar conceptos que aprendía en el máster de abogacía que cursaba.

Mi primer vídeo fue sobre okupas, y fue muy bien recibido, TikTok estaba hecho para eso, había mucha demanda y pocos creadores. Y desde ese día no he parado, que tampoco era mi objetivo, me conformaba con tener el feedback de la experiencia.

Cuando se supera el millón de seguidores, ¿es más fácil encontrar el trabajo deseado?

La verdad es que sí. Para el trabajo que realizo ahora en Vicox Legal, especializado en blockchain y criptomoneda, en lugar de enviar un currículum hablé por Instagram y me ofrecieron tener una entrevista. Tener una marca personal sólida, ayuda mucho.

Sin marca personal todo es más difícil…

Puedes ser un excelente profesional en tu campo, pero si no te conoce nadie, no te van a llamar. Más que ningún otro medio, las redes sociales son una lanzadera para la marca personal y, cuando la refuerzas, es más fácil que lleguen clientes.

«Estudio un máster y trabajo en un despacho, para seguir formándome todos los días.»

Y cuando se tiene una gran marca personal, quizá no hace falta encontrar otro trabajo, ¿tienes esa tentación?

Sí que podría vivir ahora mismo de las redes sociales, disfruto mucho haciendo vídeos y colaborando con empresas. Si me dedicara solo a buscar y producir contenido continuaría aprendiendo, pero tengo hambre de más. Por eso estudio un máster y trabajo en un despacho, para seguir formándome todos los días. Dicho esto, nunca se puede descartar ninguna posibilidad para el futuro.

¿Qué piensas de los que no tienen tiempo?

Tiempo siempre hay, pero te tiene que gustar mucho lo que haces para encontrarlo. Cada vez me acuesto más pronto y me levanto más temprano, la clave está en organizarse muy bien, y cuantas más cosas hagas, más te tienes que organizar.

¿Cuál es tu objetivo ahora?

Quizá ya no sea tanto la motivación y aprender, cómo la de informar e ir estableciendo relaciones profesionales. He conocido a gente increíble gracias a las redes sociales, personas a las que yo seguía y admiraba ahora son mis amigos y eso te enriquece. Este año quizá aparezca más en programas y valoro muchos proyectos, trabajo en monetizar lo conseguido.

¿Qué vende más, un post sobre la ley de mascotas o sobre pederastas: la actualidad o el morbo?

Las dos cosas venden mucho. Algo bueno de los creadores de contenido en redes como TikTok es la inmediatez, cuanto veo algo interesante puedo publicar al instante sin tener que pasar por ningún departamento. Durante el estado de alarma me di cuenta de que la gente no entiende de Derecho, no sabía lo que se podía hacer y lo que no, y yo lo podía explicar de modo que se entendiera muy bien. Fue un acierto.

Cuando se opina el primero también se corre el riesgo de equivocarse…

Antes de hacer un vídeo me leo la prensa, pero también el Boletín Oficial del Estado. Es muy importante revisar más de una fuente y luego contrastar con la Ley, de este modo es más complicado equivocarte. Además, prefiero hablar de los temas que entiendo y siempre cuento con la ayuda de muchos colegas, si lo necesito.

«A mí me cuesta mucho desconectar, todo me llama a hacer un vídeo. Esa continua alerta es lo que te hace triunfar, tu marca personal que se va a ir construyendo a base de constancia, ganando la confianza de los usuarios con un contenido creativo.»

¿Cómo convive un tiktoker de éxito en el despacho?, ¿está bien visto por los compañeros?

Hay de todo. Antes de trabajar en un bufete mucho más moderno como en el que estoy, lo hice en un despacho de derecho Penal, muy bueno y muy tradicional. Me llevaba muy bien con mis compañeros y sí que es verdad que en ese momento chocaba más la actividad en las redes sociales, se reían. Nunca lo llegaron a ver mal, aunque podían decirme “oye tío, no pierdas el tiempo con esto”, pero cuando empezaban a llegar clientes, pensaron que igual no era tan mala idea. Ahora es mucho más común, el crecimiento de la tecnología es exponencial y dentro de muy poco no va a quedar otra que trabajar en las redes sociales.

¿Sigue habiendo oportunidades o las redes están muy saturadas?

Sí, pero, hay que entender el mercado. Hay muchas cuentas que quieren comunicar, pero no saben hacerlo con un toque diferencial. Otro punto importante es apostar por el vídeo. Todos los abogados con capacidad para crear contenido original y comunicarlo en 30 segundos con claridad tienen oportunidad. De lo que sí está saturado el mercado es de la gente que aburre con explicaciones muy técnicas, por muy bonito que presenten el contenido.

Un buen consejo para empezar, pero ¿cuál sería para triunfar?

Ser constante, lo que no es fácil para un abogado. A mí me cuesta mucho desconectar, todo me llama a hacer un vídeo. Creo que esa continua alerta es lo que te hace triunfar, tu marca personal que se va a ir construyendo a base de constancia, ganando la confianza de los usuarios con un contenido creativo. Otros puntos importantes son la independencia y la objetividad, a mí nadie me dice lo que tengo que publicar, pero trato de hacerlo de la manera más objetiva que sé.

¿Hasta cuándo y hasta dónde?

Tengo claro que esto puede acabar en cualquier momento, es una de las razones por las que no quiero dedicarme solo a las redes y sigo formándome. Lo que realmente me gusta es el mundo de la abogacía y del Derecho, pero mi plan es continuar en redes mientras sea capaz y a la gente le guste mi contenido. Lo importante es seguir aprendiendo, quién sabe, quizá el día de mañana monte mi propio bufete o lo que surja, no me pongo límites.

¡Únete a la comunidad de personas que ya están definiendo su futuro!