24 de marzo de 2017

¿Y cuando termine la carrera de Derecho, qué?

A las opciones más tradicionales de abogado de despacho, juez, notario, asesor jurídico, diplomático o docente, se suman otras más innovadoras, como Compilance Officer o Community Manager Legal.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Si acabas de terminar la carrera de Derecho, la estás estudiado o estás pensando en ello, te estarás preguntando qué salidas profesionales tienes. Es verdad que la crisis y el mundo laboral actual no ponen las cosas fáciles, pero ten en cuenta que la Abogacía es una de las carreras que ofrece un mayor abanico de opciones. Lo importante es centrarse y distinguirse del resto.

Ámbito privado

Puedes ejercer como abogado en despachos nacionales o internacionales o, incluso, trabajando por tu cuenta. La forma de acceder al sector, en la mayoría de los casos, es a través de una pasantía de al menos dos años. Las especialidades que suelen tener mejores salidas laborales son las áreas de Derecho Fiscal, Mercantil, Laboral y Comunitario, pero varían según las épocas y ciclos económicos.

Los puestos en departamentos jurídicos de empresas y recursos humanos generan buena parte de las ofertas de trabajo actuales. Algunas de las áreas son auditoría, consultoría y asesoría fiscal y tributaria, jurídica, laboral, seguros, mutuas, cooperativas, banca y entidades de crédito, sector industrial, etc.

Además, la carrera de Derecho también es una buena opción si quieres iniciar una carrera política.

Concurso u oposiciones

Hay profesiones a las que puedes optar si superas un concurso o una oposición: juez, fiscal, abogado del Estado, notario, inspector de Hacienda, registrador de la propiedad y mercantil, letrado de la Administración pública, secretario judicial, diplomático, inspector de Trabajo, secretario interventor de la Administración local, técnico superior de la Administración pública (estatal, autonómica y local), miembro del cuerpo jurídico militar, funcionario de la Unión Europea, etc.

También puedes optar por la docencia y la investigación.

Nuevas profesiones

Los nuevos tiempos requieren nuevas destrezas y profesionales. Sin duda vivimos inmersos en un cambio de paradigma y esta realidad trae consigo la desaparición de algunos puestos de trabajo tradicionales y la irrupción de otros roles. En su último libro, The End of Lawyers (El fin de los abogados), Richard Susskind, gurú del Derecho, explica cómo será el futuro que le espera a la Abogacía. Concretamente, cómo la inteligencia artificial, los sistemas de gestión del conocimiento o la eliminación de las restricciones regulatorias revolucionarán la práctica profesional y darán lugar a nuevos trabajos para cubrir nuevas necesidades. Susskind cree que la eficiencia y la colaboración son las dos estrategias centrales que ayudarán al objetivo de hacer más con menos, el que parece ser el gran reto de muchas firmas legales.

El Compilance Officer, o director de cumplimiento normativo, es un ejemplo de ello. Por ley, todas las empresas, independientemente de su tamaño, deberán contar con esta figura en su plantilla o subcontratar este servicio a expertos profesionales para vigilar y prevenir que se comentan delitos empresariales.

Vivimos inmersos en un cambio de paradigma y esta realidad trae la irrupción de nuevos puestos de trabajo como Compilance Officer, Project Manager o Community Manager Legal

El Community Manager Legal para despachos de abogados es otro puesto en auge. La presencia en redes sociales es una realidad y una necesidad como medio de comunicación y herramienta de marketing de los despachos de abogados. Por eso es recomendable que el encargado de gestionar las redes sociales sea un experto en Derecho.

Otros ejemplos los encontramos en el Project Manager, implantado plenamente en mercados como el estadounidense, que coordina los proyectos de trabajo, conoce las fuentes de costes y tendrá sin duda un papel decisivo en el futuro de los despachos. Relacionado con la gestión del conocimiento, el ingeniero en conocimiento legal es el encargado de gestionar y organizar las ingentes cantidades de contenidos legales complejos que deben ser analizados, destilados y empaquetados.

El potencial de tecnologías como los drones o el internet de las cosas es enorme. Por eso, es necesario un nuevo perfil de abogado que esté especializado en ciberseguridad y en drones. Hace falta un marco regulador y profesionales que permitan su expansión, pero que también controlen y limiten lo que las personas sin escrúpulos podrían llegar a hacer con ellas. Para desarrollar y actuar en ese nuevo marco legal se necesitan profesionales del mundo de Derecho con conocimientos de tecnología y su marco regulador, que sean conscientes del impacto de estos avances sobre nuestras vidas y negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Berta Santos, coach jurídico y profesional

Según se recoge en el último Informe GEM España sobre el emprendimiento, seis de cada cien personas son emprendedoras en nuestro país. Su perfil es el de un varón de edad media con formación superior, pero la brecha de género se está reduciendo cada vez más: el 53,1 por ciento de los hombres frente al 46,9 por ciento de ellas.

Leer Más >>